Diario y Radio U Chile

Escritorio

Alejandro Kirk desde Cúcuta: “El Grupo de Lima está sentado esperando que Maduro caiga”

El periodista chileno, Alejandro Kirk, cubrió los incidentes en Cúcuta este último fin de semana y, en un balance para Radio y Diario Universidad de Chile, consideró irrelevante el rol de los presidentes del Grupo de Lima en la frontera. Luego del intento fallido del ingreso de la ayuda humanitaria a Venezuela, el periodista explicó que “las posibilidades se reducen a la invasión estadounidense”.

Eduardo Andrade

  Lunes 25 de febrero 2019 18:54 hrs. 
Alejandro Kirk

La ciudad de Cúcuta estuvo en el ojo de la tormenta este último fin de semana. Allí no solo se realizó el concierto de la oposición venezolana denominado Venezuela Aid Live, sino que, además, se intentó pasar la ayuda humanitaria ofrecida por Estados Unidos, misma ayuda que, sin embargo, no contaba con las garantías de organismos como la Cruz Roja Internacional.

Alejandro Kirk es periodista chileno y tuvo la oportunidad de cubrir dichos incidentes para las cadenas TeleSur e Hispan TV. El reportero recorrió los dos puentes que concentraron la mayor parte de hechos violentos y que, posteriormente, la Unión Europea y la expresidenta y hoy Alta Comisionada de la ONU, Michelle Bachelet, condenarían tajantemente.

Sobre esta situación, Kirk conversó con nuestro medio y explicó que tanto la oposición como la Policía Nacional Bolivariana fueron responsables, pero que estos últimos solo respondieron ataques con balas de goma, por lo que calificó de “cómoda” a la posición de UE y de la ONU.

“Fue una situación límite en la que se vio una acción violenta por parte de un grupo que quería entrar a Venezuela por la fuerza  y con ayuda de la policía colombiana. Abrieron la frontera, no había ningún control migratorio”, detalló Kirk.

Esta manifestación estuvo acompañada por el concierto organizado por la oposición y que contó con la presencia de algunos presidentes latinoamericanos del Grupo de Lima, incluido Sebastián Piñera.

“Ellos estuvieron sentados esperando a que el gobierno de Venezuela caiga”, enfatizó el periodista, quien, además, afirmó que fueron ellos quienes tuvieron contacto directo con la Policía Bolivariana, a la que intentaron disuadir en todo momento, apelando a “sentimientos familiares” y amenazas de ser acusados en los tribunales internacionales.

Venezuela

Dado el balance negativo que Kirk hizo sobre las participaciones presidenciales, el motivo al que atribuye la presencia de Piñera en Cúcuta es la simpatía que podría generar dentro de Chile. Quizás para reforzar a sus adeptos o, es más, captar votos de los venezolanos residentes.

En vista de que finalmente la ayuda humanitaria no pudo ingresar a Venezuela y que para Kirk significa una pérdida de valor para el ahora “presidente interino exiliado”, Juan Guaidó, otras opciones sobre la salida a este conflicto empezaron a asomarse en los análisis.

El canciller chileno, Roberto Ampuero, indicó en Twitter que Chile solo apoyará una salida pacífica para este conflicto, pero de acuerdo a lo observado por Kirk, el periodista piensa en que la solución puede ser más compleja.

“Solo se puede resolver por la fuerza. El gobierno de Nicolás Maduro no va a caer por estas acciones y puede caer sí con una guerra o en lo que se pueda producir en el contexto de que el grupo de Montevideo logre una solución política como la que planteó Chile”, declaró el periodista.

Finalmente, Kirk también se refirió al accidente que sufrió la fotoperiodista chilena Nicole Kramm por parte de una tanqueta manipulada por miembros de la oposición.

Para el periodista, el objetivo de este vehículo militar -que, asegura, fueron robadas por dos sargentos de la oposición- era romper con la barrera de inmigración venezolana y que, en este sentido, no se tuvo consideración por la multitud en el lugar.

Con el objetivo truncado, el gobierno venezolano atinó a considerarlo un triunfo que, para Kirk, sería solo coyuntural y que reduce cada vez más las probabilidades “a una invasión estadounidense”, en la que ningún país del grupo de Lima estará dispuesto apoyar, excepto Colombia.