Diario y Radio U Chile

Año XI, 15 de octubre de 2019

Escritorio

Expertos ante división del proyecto Admisión Justa: “No cambia el contenido”

La ministra de educación, Marcela Cubillos, anunció que el proyecto de Admisión Justa se dividirá en dos. Para la directora de políticas educativas de Educación 2020, Nicole Cisternas, esto sería solo un cambio en la forma en la que se discutirá la iniciativa, mientras que director de la Fundación Nodo XXI, Víctor Orellana, sostuvo que no soluciona el problema de fondo.

Eduardo Andrade

  Lunes 4 de marzo 2019 18:15 hrs. 

Asegurando que no trata de una respuesta a la oposición sobre el proyecto de Admisión Justa, la ministra de educación, Marcela Cubillos, anunció este lunes la división de dicha iniciativa, respaldada en datos recogidos en este último proceso de admisión escolar.

Para la titular de educación, existen dos razones que detonaron este cambio. La primera, referente a que solo el 51 por ciento de la cantidad de postulantes queda en el colegio de su preferencia. Esto, según indicó Cubillos, en instituciones con mayor cantidad de demanda que de vacantes.

Por otro lado, si se analizan las postulaciones a primero medio, 54,9 por ciento de estudiantes queda en los colegios de su preferencia, pero si el resultado se filtra considerando el cinco por ciento de los alumnos con mejor rendimiento en el colegio de origen, la cifra desciende al 46,5 por ciento.

Es por esto que, en la primera arista de la división del proyecto, se seleccionará por mérito en los colegios de alta exigencia con los criterios que estos crean convenientes.

“Prueba de admisión, rendimiento anterior, lo fundamental para nosotros es que en esa admisión o matrícula se tiene que considerar que al menos exista un 30 por ciento de alumnos prioritarios y un 20 por ciento de alumnos preferentes, por lo tanto, un 50 por ciento de alumnos vulnerables”, expresó la ministra.

La segunda arista del proyecto cambiará el orden de prioridad de las postulaciones que hoy benefician a hermanos, alumnos prioritarios, hijos de profesores y exalumnos. Esta modificación apuntaría hacia los niños residentes del Sename y con necesidades especiales permanentes.

Para el sociólogo y director de la Fundación Nodo XXI, Víctor Orellana, este último punto es totalmente válido de acuerdo a la mirada a detalle que está teniendo actualmente el Gobierno, pero no configura una solución de fondo al problema de la educación en Chile

Víctor-Orellana

“Si este proyecto era tan bueno, entonces, ¿por qué dividirlo? El proyecto de Admisión Justa hizo que la sociedad recuperara un debate sobre educación. Al parecer, para la sociedad los problemas de la educación no estaban resueltos ni con la reforma anterior ni con Admisión Justa”, comentó Orellana.

Otro de los cuestionamientos que salta a la luz está referido a la necesidad de descentralizar los talentos hacia diferentes colegios en vez de potenciar solo a los establecimientos de alta exigencia, a lo que la ministra respondió afirmando que son cosas distintas.

“Cuando te encuentras con regiones con alumnos que tienen promedio siete en el colegio de origen, te dicen: estoy en un buen colegio, pero quiero más. Por eso, al igual que en los liceos artísticos, deportivos, nos parece que un liceo, que en su definición está la alta exigencia, ese joven pueda tener un proceso de selección”, aseguró Cubillos.

Sin embargo, para la directora de políticas educativas de Educación 2020, Nicole Cisternas, las cifras en las que se sustentan los cambios anunciados por la ministra no son del todo claras, dado que se habla de que solo un 50 por ciento de alumnos queda en el colegio de su preferencia, pero se obvia que un 80 por ciento queda entre las tres primeras opciones.

Nicole Cisternas

“Si revisamos cifras de otros países que aplican este sistema -Boston, Nueva York o Ámsterdam- son los mismos resultados, porque ningún sistema de admisión puede asegurar que todos queden en su primera preferencia. No es verdad que un sistema puede ser perfecto y el proyecto de Admisión Justa tampoco va a solucionar eso”, enfatizó la especialista.

En el balance general de lo anunciado, Cisternas reiteró la importancia del actual Sistema de Admisión Escolar en la lucha contra la segregación estudiantil, y consideró que hay un cambio en la forma en la que se va a discutir el proyecto, casi como estrategia legislativa, pero no en el contenido.

“No podemos hacer políticas públicas desde el caso a caso. Podemos escuchar a quienes tienen dificultades, darles una respuesta, pero las políticas públicas se hacen en base a la evidencia y los resultados”, concluyó Cisternas.