Diario y Radio U Chile

Año XI, 19 de octubre de 2019

Escritorio

Chile se viste de morado: las históricas demandas feministas que marcan este 8M

Diez son las demandas que, este viernes 8 de marzo, las mujeres de todo Chile exigirán en las calles durante el Día Internacional de la Mujer Trabajadora. "Hay un nivel de activación que es distinto al del año anterior, aunque siguen siendo las mismas demandas y necesidades, hay una fuerza que se ha acumulado a lo largo del año", sostuvo la socióloga e investigadora, Teresa Valdés.

Pilar León Pardo

  Jueves 7 de marzo 2019 18:29 hrs. 
Petitorio feminista UChile

Bajo la consigna “La Huelga Feminista Va”, mujeres de 61 ciudades de Chile saldrán a las calles a manifestarse este 8 de marzo, fecha en que se conmemora el Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

En esta ocasión, será la primera vez que nuestro país se sume al llamado a la huelga general, la que es convocada por diversas organizaciones internacionales que luchan por la reivindicación de los derechos de las mujeres en el mundo.

8 de marzo que, para la socióloga e investigadora, Teresa Valdés, se da en condiciones extraordinarias, con la sensación de que ahora todo es posible.

“Muchas mujeres se sienten convocadas y con ganas de salir a la calle. Hay un nivel de activación que es distinto al del año anterior, aunque siguen siendo las mismas demandas y necesidades, pero hay una fuerza que se ha acumulado a lo largo del año”.

Pero ¿cuál es el contexto histórico en el que se enmarca el movimiento feminista en nuestro país?

De acuerdo a la socióloga Teresa Valdés, “el movimiento de mujeres tiene una historia larguísima, lo que pasa es que tiene momentos de visibilidad y momentos de latencia y lo que estamos viviendo hoy, es claramente, una tercera ola, algunos hablan de que es una cuarta ola, porque se sitúan desde la revolución francesa en adelante y en el fondo lo que tenemos es una continuidad muy grande de una serie de demandas”.

La primera ola feminista fue el movimiento sufragista, que surge como respuesta a la exclusión de las mujeres de los derechos civiles y políticos.

En este periodo, las mujeres se organizaron en centros femeninos, clubes de señoras, círculos de lectura y crearon periódicos. También, en esta época nacieron los dos primeros partidos políticos femeninos de Chile, siendo el más importante el Movimiento Pro Emancipación de la Mujer Chilena (MEMCH).

memch

“Luego, cuando se obtiene el sufragio universal, pasa lo que Julieta Kirkwood justamente habla de este nuevo silencio, que es un largo silencio feminista, donde el techo fue el derecho a voto”, explicó la antropóloga y académica de la Universidad de Chile, Sonia Montecino.

La segunda ola feminista de nuestro país se inició durante la dictadura cívico-militar, periodo en el que las mujeres tomaron un rol protagónico en la lucha por los Derechos Humanos.

Sin embargo, al final del régimen militar, las mujeres se movilizaron por demandas asociadas a su condición de desigualdad en la sociedad, surgiendo el lema “Democracia en el país y democracia en la casa”.

De acuerdo a la antropóloga Sonia Montecino, con el fin de la dictadura se inicia un tercer momento para el feminismo, llamado feminismo de “Estado”, en que los ideales del movimiento pasan a ser parte de las políticas de Gobierno. “Se crea el Servicio Nacional de la Mujer, y en ese momento, también un cierta parte del movimiento se va a fragmentar en distintos grupos, además  aparecen los feminimos al interior de las universidades, sobre todo, en la Universidad de Chile, una de las pioneras, como en la Universidad de Concepción. También, empiezan a aparecer estas diversidades de formas en que se expresa la lucha feminista. Pero no tiene, esa ‘fuerza colectiva de las calles’ de la época de la dictadura, sin embargo, se empiezan a cimentar las bases desde los distintos lugares, desde las políticas públicas, desde las universidades”.

Luego en 2016, tras el caso de Nabila Riffo y bajo el lema “Ni una menos”, el movimiento feminista vivió una cuarta reactivación en la historia, la que terminó por explotar en 2018 desde las universidades a través de las denuncias de acoso y abuso sexual durante el denominado “mayo feminista”.

18 de Junio del 2018/SANTIAGO A raíz de las movilizaciones feministas dentro de la Universidad de Chile, las Asambleas de Mujeres de la institución le entregan un petitorio unificado al rector Ennio Vivaldi. En la construcción de este petitorio trabajaron integrantes de todas las facultades e institutos de la Universidad de Chile, en lo que es considerado un hito para la historia de la institución, para el movimiento feminista y para la educación en el país FOTO: FRANCISCO CASTILLO D./AGENCIAUNO

Foto: AgenciaUNO

Las demandas de la última ola feminista 

Fin a la violencia política, sexual y económica, trabajo digno, derecho a la vivienda, nueva ley de migración, derecho al aborto libre, ley de medios con perspectiva feminista, fin al extractivismo, activismo feminista y queer y educación no sexista como derecho social.

Son las demandas que el movimiento feminista que se construyeron en el Encuentro Plurinacional de Mujeres que Luchan a fines del año pasado y que durante esta semana la Coordinadora 8M se encargó de visibilizar a través de actividades e intervenciones urbanas en la semana feminista.

Además de presentar 121 propuestas de movilización, las que están divididas en cuatro ejes: trabajos de cuidados, laborales, de consumo y jornada de protesta y visibilización.

“Haremos visible en la ciudad los nombres e historias que el patriarcado ha escondido, saldremos a la calle con nuestra danza, poesía y escritura rebelde, vamos a conversar, reír y conspirar con las mujeres en todos los espacios posibles poniendo en común nuestras demandas”, señalaba el comunicado de la coordinadora.

https://twitter.com/Coordinadora8m/status/1103687584432246784

Actividades y manifestaciones que culminarán este viernes 8 de marzo con la Huelga General Feminista.

“Convocamos a todas las mujeres, a todas las personas, a las disidencias sexuales a movilizarse este 8 de marzo por un feminismo que pone en el centro una agenda de ampliación de derechos para toda la sociedad, de ampliación de la democracia, de conquistar una vida digna, educación, salud, que las pensiones dejen de ser un negocio y que nos dejen de precarizar en nuestros trabajos”, afirmó la integrante de la Coordinadora 8M y Consejera de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile, Emilia Schneider.

Huelga Feminista Va