Diario y Radio U Chile

Año XI, 18 de agosto de 2019

Escritorio

CIAE defiende estudio: 358 mil niños no asisten a clases

El Centro de Investigación Avanzada en Educación (CIAE) de la Universidad de Chile reveló, en un estudio encargado por el Hogar de Cristo, que son cerca de 358 mil los menores que no van a clases, 220 mil más que los reportados por Casen. A partir de este dato, el Ministerio de Desarrollo Social acusó que el informe cuenta con “serios errores” metodológicos.

Rodrigo Fuentes

  Miércoles 13 de marzo 2019 19:20 hrs. 
SALA-B-5-liceo-bicentenario-copiapó

358 mil niños, niñas y adolescentes no van a clases, es decir, el 8,9 por ciento del total de menores y jóvenes de hasta 21 años no está estudiando.

Esta fue la cifra que causó resquemor entre autoridades de gobierno. Incluso, este martes, el propio ministro de Desarrollo Social, Alfredo Moreno, criticó su veracidad.

El secretario de Estado calificó como preocupante que este estudio, encargado por el Hogar de Cristo al Centro de Investigación Avanzada en Educación (CIAE) de la Universidad de Chile, haya concluido cifras erróneas, porque no se relacionan con los números de la encuesta Casen 2017, que fijó en aproximadamente 157 mil las personas en edad escolar que están excluidas del sistema escolar chileno.

Este miércoles se sumó a las críticas el subsecretario de Educación, Raúl Figueroa, indicando que esta base de datos tiene que ser trabajada con rigor y depurando los números. Además, considerar como excluidos del sistema escolar a personas que están en educación de adultos, entre otros parámetros.

“Un trabajo con las bases de datos hace coincidir con los resultados de la encuesta Casen 2017, que deben trabajarse con un rigor técnico que implica depurar, despejar una serie de antecedentes como, por ejemplo, ruts que no son válidos, niños que han fallecido, niños que son atendidos en la modalidad adulto, pero a lo que nosotros más nos preocupa, es contar con un diseño de política que permita que aquellos niños que están excluidos del sistema puedan acceder a las oportunidades de la educación”, afirmó.

niñosespaldas-630x350

La críticas sobre la metodología utilizada molestaron tremendamente al investigador a cargo, Patricio Rodríguez, quien precisó que las declaraciones de las autoridades de gobierno fueron realizadas con “bastante virulencia”.

Sobre el estudio propiamente tal, el profesor del CIAE de la Universidad de Chile explicó cómo trabajaron con las bases de datos y recalcó que no cometieron ningún tipo de error como se les acusa.

“Nosotros sí eliminamos los ruts repetidos, consideramos una serie de aspectos en el tratamiento de datos sobre jóvenes que están en educación para adultos, y los descargos que hace el Ministerio de Desarrollo Social en ese sentido no compromete la metodología que nosotros usamos. La diferencia se está dando principalmente en las edades más superiores, porque nosotros también estamos considerando aquellos estudiantes que entran y salen de la educación de adultos, y tenemos que contabilizarnos como personas que sufren exclusión educativa”, argumentó.

El informe y las cifras aglutinadas por el CIAE para el Hogar de Cristo fueron incluidas en el libro que fue lanzado, este miércoles, por dicha institución de beneficencia, denominado “Del Dicho al Derecho”.

En la oportunidad, el director social del Hogar de Cristo, Pablo Egenau, defendió la investigación, calificándola como sólida y contundente, “consensuada por más de 50 especialistas nacionales e internacionales”.

Recalcó que lo relevante, más que las cifras, es que estos niños, niñas y jóvenes no están considerados por el sistema público educacional.

“Yo, en parte, estoy muy contento con esta polémica, ya que este un tema que nosotros hemos levantado en los últimos 20 años y, finalmente, una polémica puntual referida a cuántos son estos niños y dónde están, nos permite hoy día poner en el tapete público algo de lo cual hemos sido responsables como país de dejar de lado, excluidos, una cantidad muy importante. Sean 160 mil, 180 mil, 200 mil, el hecho de que ya sean aquellos que muestra la Casen, es una vergüenza nacional”, subrayó.

En tanto, la defensora de la Niñez, Patricia Muñoz, validó el estudio del CIAE. Además, cuestionó la actitud de las diversas autoridades de gobierno quienes, según ella, se han dedicado a refutar cifras, más que preocuparse de impulsar políticas públicas tendientes a generar escuelas de reingreso.

La publicación del Hogar de Cristo, “Del Dicho al Derecho”, va más allá de los números, consiste más bien en una serie de propuestas para que estos miles de personas apartadas del sistema escolar puedan reincorporarse hasta terminar sus estudios.

Parte de esas recomendaciones hacen referencia a la labor del Estado para impulsar una política pública que se encargue de ellos, intervención social, métodos de enseñanza distintos, programas de estudios flexibles y tener equipos especializados, porque la mayoría de los excluidos son personas que tienen dificultad para relacionarse o que son vulnerables socialmente.