Diario y Radio U Chile

Año XI, 26 de marzo de 2019

Escritorio

¿Orientación o práctica sexual?: reacciones de una sexóloga a los dichos de Tito Rivera

De las declaraciones más polémicas del sacerdote Tito Rivera, destaca una en que afirma que el 50 por ciento de los sacerdotes son homosexuales. En conversación con este medio, la sexóloga Magdalena Rivera indicó que esto podría darse en personas que intentan ocultar su orientación sexual a través de instituciones más conservadoras.

Eduardo Andrade

  Jueves 14 de marzo 2019 19:48 hrs. 
Tito Rivera

Lo negó rotundamente y en todo momento. Tito Rivera, el sacerdote acusado de haber cometido una violación en plena catedral de Santiago, se defendió públicamente este miércoles en el programa Mentiras Verdaderas, en compañía de su abogada María Sandra Pinto.

Enfrentado al interlocutor, que además contaba con el documento de la investigación canónica con testimonios de abusos, incluido el de Daniel Rojas, Rivera aseguró que han sido “muy lapidarios” con él. Además de esto, aclaro que, aunque ha tenido prácticas homosexuales, no se reconoce como homosexual.

Esta última afirmación, para la sexóloga de la Escuela Transdisciplinaria de Sexualidad, Magdalena Rivera, es perfectamente válida, según consignó a este medio. La profesional explicó lo que significa, por un lado, la orientación sexual y, por otro, las prácticas sexuales.

“Alguien puede identificarse como homosexual, heterosexual, asexual, pero otra cosa es la práctica sexual. La persona puede haber tenido relaciones con hombres, con mujeres, con ambos, pero no todas se identifican como homosexuales”, aseguró la sexóloga.

Sin embargo, las polémicas declaraciones del sacerdote continuaron. Con un estado corporal demacrado por la edad y aferrado siempre a un bastón, Rivera no dudó en afirmar, además, que el 50 por ciento de los sacerdotes de la iglesia son homosexuales.

Sobre esto, la sexóloga Magdalena Rivera fue puntual en asegurar de que no se conoce ningún estudio sobre esto, pero que su realización sería compleja por las prácticas como el celibato o la moral demasiado conservadora de la iglesia.

Pero habría una explicación sobre la cifra mencionada por el acusado, y la sexóloga, lo explicó así:

“Podría pasar que, al no tener muy definida su homosexualidad, una manera sea meterse al sacerdocio, un lugar donde no van a analizar prácticas sexuales. Al hacer estudios allí sería muy complejo que te digan la verdad”.

En otra declaración, el sacerdote Rivera afirmó que “uno promete, pero al andar en el camino se cae”, comparándolo con el matrimonio y aceptando haber tenido relaciones sexuales con una mujer.

Arzobispado

Cabe resaltar que, luego de las declaraciones de Tito Rivera, el Arzobispado de Santiago presentó un comunicado en donde rechazaron tajantemente los dichos del religioso, a los que consideraron “gravísimas afirmaciones en contra de víctimas de abusos, del ministerio sacerdotal y de los sacramentos del matrimonio y de la confesión”.

Finalmente, según consigna en el comunicado, el Arzobispado también envió una carta al Vaticano solicitando la dimisión de Rivera, todo esto con carácter de “celeridad”.