Diario y Radio U Chile

Año XII, 25 de noviembre de 2020

Escritorio MENÚ

Policía federal detiene a Michel Temer por caso Lava Jato

Se trata del segundo ex presidente detenido en el marco de la investigación por corrupción y pago de coimas a funcionarios de gobierno por desvíos de dineros de la petrolera estatal Petrobras.

Claudia Carvajal G.

  Jueves 21 de marzo 2019 12:04 hrs. 
michel-temer-afp-696x464



El juez federal Marcelo Bretas ordenó la detención del ex presidente de Brasil, Michel Temer, quien fue detenido la mañana de este jueves en Sao Paulo y será trasladado a Río de Janeiro para ser ingresado a un recinto penitenciario. Junto con su orden de detención, el magistrado también ordenó el arresto de el asesor y ex ministro de Temer, Wellington Moreira Franco.

La Fiscalía brasileña había pedido dos veces a la Corte Suprema el inicio de un juicio por corrupción contra Temer pero el Congreso negó los procedimientos debido al fuero del que gozan los políticos que ejercen cargos públicos. Sin embargo, tanto Temer como su ministro, perdieron el privilegio una vez finalizado su gobierno.

Aunque no existe aún plena claridad respecto de la investigación de la que es objeto el ex mandatario,  la cadena O’Globo informa que la principal imputación a Temer sería el pago de un millón de reales por parte del empresario José Antúnes Sobrinho a quien fuera el ministro de Minería y Energía de su gobierno, Wellington Moreira.

A la vez, los medios brasileños informan que la detención de Michel Temer tendría relación con la declaración realizada por el operador del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) Lucio Funaro, quien afirmó que el  expresidente habría sido beneficiado por pagos de la empresa Odebrecht  y también por pagos del Grupo J&F, de los hermanos Joesley y Wesley Batista.

Según lo señalado por el testigo, el ex mandatario también recibió traspasos de coimas al ex diputado Eduardo Cunha, encargado de recaudar los fondos  para abastecer la caja del partido.

El caso  Lava Jato destapó una red de corrupción de enormes proporciones en Brasil ya cumplió cinco años de investigación y ha afectado a a ex ministros, diputados, ex gobernadores y ex mandatarios como Dilma Rousseff , Luiz Inácio Lula da Silva y hoy mantiene bajo arresto a quien en enero entregó la banda presidencial a Jair Bolsonaro.