Diario y Radio U Chile

Año XI, 14 de octubre de 2019

Escritorio

Analistas internacionales difieren del balance del Gobierno por Prosur: “Es un gran retroceso”

Luego de que el ministro de Relaciones Exteriores, Roberto Ampuero, hiciera un positivo balance del foro llevado a cabo en nuestro país, los analistas internacionales Raúl Sohr y Gilberto Aranda se distanciaron de la evaluación del Gobierno.

Tomás González F.

  Lunes 25 de marzo 2019 16:51 hrs. 
Argentina's President Mauricio Macri, Ecuador's President Lenin Moreno, Colombia's President Ivan Duque, Brazil's President Jair Bolsonaro, Chile's President Sebastian Pinera attend the Prosur summit, at the presidential palace La Moneda, in Santiago, Chile March 22, 2019. REUTERS/Rodrigo Garrido

Este lunes, el ministro de Relaciones Exteriores, Roberto Ampuero, realizó el balance oficial del Gobierno tras el desarrollo la semana pasada del Foro para el Progreso de América del Sur, comúnmente conocido como Prosur.

Una instancia que buscaba reemplazar la olvidada Unión de Naciones Suramericanas o Unasur, y a la que asistieron los jefes de Estado de distintos países de Sudamérica afines al neoliberalismo. Mauricio Macri de Argentina, Jair Bolsonaro de Brasil, Iván Duque de Colombia, Lenin Moreno de Ecuador, Mario Abdó de Paraguay y el anfitrión de la cumbre, el Presidente de Chile, Sebastián Piñera, quienes, tras la reunión, firmaron una declaración en la que ratificaron su compromiso para “construir y consolidar un espacio regional de coordinación y cooperación, sin exclusiones” con el objetivo de “avanzar hacia una integración más efectiva que permita contribuir al crecimiento, progreso y desarrollo de los países de América del Sur”.

Pese a las críticas desde diversos sectores de la oposición, para el Canciller de la República el balance de la cumbre fue positivo, destacando el hecho de que los presidentes de los distintos países de Sudamérica hayan llegado hasta nuestro país y pidiéndole a la oposición que reconozca el éxito del foro.

“El hecho de que hayan estado acá los representantes de todo América del Sur, se hayan convocado, hayan creído que era posible relanzar y, con mucha energía, un proceso de reintegración, es porque Chile, cuando hace las cosas, las hace bien. Chile y el Presidente Sebastián Piñera han demostrado también su liderazgo”, sostuvo el jefe de cartera, quien además hizo un llamado a la oposición. “Llamaría a los políticos de oposición a reconocer cosas que son innegables: el éxito de Prosur”, señaló.

190322211932-pba-prosur-hecho-del-dia-full-169

Además, el secretario de Estado respondió a los críticos que señalaban que la cumbre respondía al reciente liderazgo de la derecha en la región y que ésta buscaba dejar atrás a Unasur por su origen en 2008, en momentos en donde los llamados “socialismos del siglo XXI” se abrían paso en Sudamérica. “Desde un comienzo y, el Gobierno de Chile también se ha empeñado mucho en dejarlo claro, hemos sostenido que Prosur no es una instancia de discusión ideológica. Es una instancia en donde se busca la integración en forma concreta, pragmática y que traiga beneficios para la población”, se defendió Ampuero.

Consultado respecto de los temas que se conversaron en esta primera reunión de Prosur, el Canciller comentó que la situación de Venezuela no fue una prioridad y que se habló de asuntos relativos a la integración de la región. “El tema de Venezuela fue un tema muy marginal. El tema central, insisto, fueron cosas concretas, integración concreta que favorezca a la población de nuestro país y del resto de los países de la región”, señaló el titular de Relaciones Exteriores.

El otro balance

Sin embargo, la evaluación del Gobierno no fue compartida por los expertos en materia internacional, quienes criticaron la realización de esta cumbre y los motivos que argumentaron para crear esta nueva instancia en desmedro de la Unión de Naciones Suramericanas. En conversación con nuestro medio, el periodista y analista internacional, Raúl Sohr, puso en duda la prosperidad del foro y lo calificó como “un retroceso” en el que se invertirán muchos esfuerzos.

“A mí me parece que Prosur es un gran retroceso si es que llega a prosperar. Dudo que se consolide, pero si prosperara, es un retroceso en la medida que cada nueva capa de institucionalidad genera su propia dinámica, adversa y también favorable, pero principalmente, es muy difícil, se invierte mucho esfuerzo, en construir una nueva institucionalidad. Hubiese sido mucho más lógico continuar con lo que se tenía, es decir, reformar Unasur”, criticó el analista.

raul-sohr-17

Respecto de los dichos del Presidente Sebastián Piñera sobre que la instancia “no tendría ideología y burocracia”, Sohr manifestó que esto sería imposible, señalando que no tiene sentido que, para los países participantes, el neoliberalismo no sea una ideología.

“La ideología está presente en todo, uno siempre está a favor de algo o en contra de algo. Lo que nos está diciendo la propuesta es que estar a favor del libre mercado y de ciertas políticas neoliberales, eso no es ideología. Sin embargo, estar en contra, eso sí es ideología, lo cual no tiene sentido”, concluyó Sohr.

Por su parte, y sobre los temas que busca abarcar este nuevo foro de los países de la región, en conversación con Diario y Radio Universidad de Chile, el analista internacional y doctor en estudios Latinoamericanos de la Universidad de Chile, Gilberto Aranda, señaló que este tipo de cumbres han servido en otras ocasiones, pero para resolver problemas específicos y que tienen que ver con el contexto.

“Los foros han sido tremendamente útiles en la resolución de crisis coyunturales, en ese sentido estas cumbres han prestado un gran servicio. También lo han hecho para avanzar temas puntuales, por ejemplo el foro APEC, ha sido de largo aliento y más bien exitoso”, explicó el académico de la Universidad de Chile.

imagen_principal-5608-740x430

No obstante, advirtió que los objetivos planteados por el Presidente Sebastián Piñera de una cumbre “sin ideología ni burocracia” y los temas a tratar comentados por el ministro Roberto Ampuero, son difíciles de combinar sin un mínimo de labores administrativas.

“No es lo mismo plantearse un tema o dos que trabajar en varios temas, donde es necesario una burocracia mínima, de la cual adolece, por lo que nos han dicho, este foro o cumbre plenaria. Además, la burocracia está siendo reemplazada, que es lo que se dijo, probablemente por tecnócratas, que muchas veces son expertos en temas específicos, pero en la puesta en marcha o la ejecución pueden haber baches”, complementó Aranda.

Los ex Cancilleres

Estas críticas también fueron compartidas por los Cancilleres de gobiernos anteriores, quienes, a través de un comunicado firmado por Mariano Fernández, Carlos Figueroa, José Miguel Insulza, Heraldo Muñoz, Juan Gabriel Valdés e Ignacio Walker, alegaron improvisación y se mostraron preocupados.

“Nos parece errada la noción de que cada vez que exista un determinado alineamiento político-ideológico es necesario crear un organismo regional”, señalaron en el escrito e hicieron un llamado al actual Gobierno a “respetar y fortalecer el multilateralismo y la integración latinoamericana”.

Finalmente, en conversación con este medio, el exministro de relaciones exteriores, Ignacio Walker, dio su punto de vista respecto al estilo de política exterior aplicada por el Gobierno y que aseguró debe ser tomada con seriedad independientemente del color político.

Para el exministro, en ratificación del comunicado mencionado, la invitación es a retomar la política exterior como una política de estado. En el caso de Prosur, por ejemplo, dijo que no se trata de “ponerle la proa”, sino más bien de reflexionar sobre el nivel de improvisación con el que se manejó.