Diario y Radio U Chile

Año XII, 4 de abril de 2020

Escritorio MENÚ

Organizaciones sociales advirtieron irregularidades en trabajo de helicóptero caído en Quilpué

La mañana de este lunes un helicóptero capotó en el sector de Colliguay, en la comuna de Quilpué, dejando como resultado seis fallecidos, entre ellos cuatro trabajadores que prestaban servicios a la empresa InterChile, a cargo del proyecto de interconexión de subestaciones Cardones y Polpaico. En meses anteriores, vecinos de la zona ya habían acusado que la empresa y sus helicópteros no cumplían con la normativa legal para sobrevolar el lugar.

Andrea Bustos C.

  Lunes 25 de marzo 2019 19:06 hrs. 





El proyecto Cardones-Polpaico será la carretera eléctrica más grande de nuestro país. Sin embargo, frente a su construcción vecinos de las zonas afectadas por su instalación se han mantenido en pie de guerra contra la iniciativa, que según afirman provocará un importante daño ambiental, pues se situará en un sector declarado Reserva de la Biosfera en 1985 por Unesco.

Desde la Comunidad La Dormida y del Movimiento Libres de Alta Tensión han denunciado que la empresa a cargo, InterChile, ha talado bosque nativo, ha instalado campamentos ilegales, y que incluso ha amedrentado a la comunidad y les ha ofrecido dinero a cambio de su aceptación.

A esto, se suma que desde hace ya varios meses acusan que en el sector habían vuelos de helicópteros no autorizados, situación que hoy vinculan directamente con el accidente ocurrido este lunes pues, según señalaron, la caída de la aeronave en el sector de Colliguay pudo haber sido causa de las irregularidades y negligencias en los trabajos de la empresa.

Claudia Arcos, vocera del Movimiento Libres de Alta Tensión, señaló a nuestro medio que las acusaciones las han hecho de manera formal frente a los organismos públicos pertinentes, pues han sido testigos de las malas condiciones laborales de los trabajadores.

“Si uno entra en la página de Salvemos La Campana o Libres de Alta Tensión hace un año, o dos años incluso, se hicieron denuncias a la Inspección del Trabajo por el riesgo que trabajaba esta empresa, dejaba hoyos en medio del campo sin protección, los trabajadores estaban en condiciones miserables, sin suficiente agua, sin baños certificados, sin alimentos, etc”, afirmó.

Además, Arcos indicó que la situación pudo ser diferente si es que las autoridades se hubiesen hecho cargo de la información que proporcionaron las organizaciones sociales: “Este helicóptero que cayó, y en el que murieron seis personas, nosotros lo habíamos denunciado a la Dirección General de Aeronáutica Civil. Esto se pudo haber evitado, la Dirección General de Aeronáutica Civil no fiscalizó como correspondía, y en la Superintendencia de Medio Ambiente se hicieron los lesos”.

El accidente de hoy no es el primero ocurrido en el marco de la instalación de este proyecto. En octubre otra aeronave también capotó en el sector, y en septiembre un trabajador murió mientras trabajaba en una torre de alta tensión.

El diputado del Movimiento Autonomista y representante de la zona, Diego Ibañez, señaló que desde la Comisión de Medio Ambiente ya conocían las imputaciones hechas por los vecinos del sector, por lo que es de suma urgencia que las autoridades intervengan en la situación.

“Creo que hoy el Estado debe intervenir, debe mediar entre quienes están exigiendo que se paralicen las faenas de este proyecto y la empresa InterChile, que está presionando por cumplir lo antes posible con sus faenas frente a la amenaza de cobro de facturas por parte del Estado. Esto creo que amerita una investigación profunda”, dijo el parlamentario.

En 2016, la Cámara de Diputados realizó una comisión investigadora para revisar la aprobación del proyecto y, entre sus conclusiones, destacaron que las Resoluciones de Calificación ambiental se basaron en información incompleta y/o adulterada, por lo que la validez de estas medidas resulta absolutamente cuestionable señala el informe final.

Se agrega a esto que el 31 de enero pasado, el Tribunal Ambiental de Santiago acogió la reclamación de la comunidad en contra del Servicio de Evaluación Ambiental, ordenando que se tramite la solicitud de invalidación de la resolución del proyecto Cardones Polpaico.

Desde el Movimiento Libres de Alta Tensión agregaron que todas las denuncias y fiscalizaciones han sido producto de un trabajo coordinado por los ciudadanos de distintos sectores que componen el cordón por donde pasan las Torres, como es Lliulliu, Colliguay y La Dormida.