Diario y Radio U Chile

Año XII, 3 de agosto de 2020

Escritorio MENÚ

La “Travesía” de Pudahuel: construcciones ilegales invaden la comuna

En un terreno de utilidad pública desde el 2014 y que corresponde al parque comunal Lo Prado, dos constructoras se encuentran en litigio con los vecinos por la paralización de sus obras. El arquitecto Alejandro Cantillana y la concejala Lavinia Reyes lideran la demanda vecinal. Reyes aseguró que en el terreno se planeaba construir un parque que los propios vecinos habían diseñado.

Eduardo Andrade

  Jueves 28 de marzo 2019 8:30 hrs. 





Dos construcciones con permisos mal otorgados se encuentran paralizadas momentáneamente por la municipalidad de Pudahuel.

Se trata de dos torres que planeaba construir la inmobiliaria Travesía en pleno parque comunal Lo Prado; mientras que, Mar Adentro Inversiones intentaba hacer lo suyo con cinco torres más y un supermercado.

Todo esto en pleno parque comunal Lo Prado, aledaño a la ruta 68, y que resultaría ilegal debido a la implicancia directa con áreas verdes, además de tratarse de un terreno consignado como utilidad pública desde octubre del 2014, debido a la ley 20791.

El presidente de la Fundación Defendamos la Ciudad, Patricio Herman, denunció todo esto mediante una columna publicada en este medio, en la que emplazaba como fuentes a la concejala socialista Lavinia Reyes y al arquitecto Alejandro Cantillana.

Este último, en conversación con este medio, corroboró la denuncia y dio cuenta de la situación actual de las construcciones.

“Nos enfrentamos a una situación donde se empezó la obra de dos torres, en el caso de Travesía, y llegaron a una etapa de excavación. Si uno va al terreno lo ve así. Allí la intervención de la ciudadanía fue clave para detener la obra”, señaló Cantillana.

Construcciones paralizadas de la empresa Travesía.

Construcciones paralizadas de la empresa Travesía.

En dicha intervención, los vecinos  señalaron que los permisos de construcción de la empresa Travesía estaban vencidos cuando se empezó la obra, pero además, que solo consignaban la construcción de una torre.

Una situación similar ocurrió con Mar Adentro, pero el resultado fue el mismo. Hoy las obras están paralizadas, sin embargo, ambas empresas han acudido a la corte de justicia para poder retomarlas.

Sin embargo, la junta de vecinos ya ha ganado no hace mucho un caso similar en el sector de Enea y que implicaba a la constructora Los Maitenes. En esa oportunidad, 16 hectáreas de áreas verdes fueron preservadas debido a un dictamen de Contraloría.

Cantillana, además, explicó que dichas construcciones no son las únicas que han afectado a la comuna de Pudahuel. Algunas de ellas tienen que ver con la empresa Hidronor, la autopista Vespucio Norte e incluso la ampliación del aeropuerto Arturo Merino Benítez.

“El aeropuerto nos contamina con CO2 y con ruido. Hoy día preguntamos dónde están los estudios de impacto ambiental que no existen para la ampliación. Sin embargo, hoy apuntamos a un crecimiento de pasajeros, de frecuencia, y seguimos tolerando a un vecino contaminante”, aseguró el arquitecto.

Parque

Aunque las construcciones de Travesía se encuentran paralizadas, cuando se denominó al terreno como de uso público, según indicó la concejala de la Municipalidad de Pudahuel, Lavinia Reyes, se consignó también la creación de un parque que los propios vecinos diseñaron y cuyos planos se encuentran listos.

En comunicación con ese medio, Reyes, que también pertenece al mismo partido del alcalde de Pudahuel, Jhonny Carrasco, indicó cuál debería ser la posición de la principal autoridad municipal ante este proceso judicial.

“Nos queda un resquemor con el alcalde porque no sentimos la fuerza de la defensa. Si bien es cierto, la municipalidad ha revocado los permisos, de la boca de él no ha salido una defensa con la verdad que los vecinos sacamos”, comentó la concejala.

Para Cantillana, la construcción del parque es justamente lo que hoy reclaman los vecinos. Esto, además, habría sido promesa del jefe comunal, por lo tanto, no bastaría con la paralización de las obras, sino que se espera la expropiación del terreno.