Diario y Radio U Chile

Año XI, 15 de diciembre de 2019

Escritorio

Justicia decreta arresto domiciliario nocturno y arraigo nacional para Tito Rivera

Este viernes fue formalizado como imputado después de una denuncia por abuso sexual cometido en la Catedral Metropolitana en 2015. Además, por segundo día consecutivo declaró el cardenal Francisco Javier Errázuriz, acusado de encubrir delitos cometidos por clérigos.

Rodrigo Fuentes

  Viernes 29 de marzo 2019 15:04 hrs. 
tito

Con medidas cautelares de arresto domiciliario nocturno y arraigo nacional quedó el presbítero Tito Rivera, después de ser formalizado por el delito de abuso sexual, cometido en contra de un hombre el año 2015.

Así lo decretó este viernes el decimotercer Juzgado de Garantía de Santiago, posterior a que Rivera fuera imputado por la fiscalía como autor de dicho delito consumado.

El ex sacerdote llegó y salió del Centro de Justicia sin hacer declaraciones. Sí lo hizo su abogada, María Sandra Pinto, quien expresó su conformidad con el resultado de la audiencia.

“Estamos absolutamente satisfechos con la formalización. Las medidas precautorias son absolutamente acordes al delito que se investiga y estaban previamente acordadas, ya que la querella siempre fue por abuso sexual… Una cosa es lo que diga Daniel Rojas y otra lo que diga formalmente su abogado… No nos perjudica de ninguna manera el arresto domiciliario porque el padre Tito se acuesta temprano y se levanta temprano”, afirmó.

Recordemos que el religioso fue acusado por un hombre de 43 años identificado como Daniel Rojas, de haberlo drogado y posteriormente violado en uno de los dormitorios de la Catedral de Santiago en el año 2015.

Sin embargo, como resaltó la abogada de Tito Rivera, en la denuncia no se estipula el delito de violación, solo el de abuso sexual.

imagen_principal-13590-740x430

Al término de la formalización, el fiscal jefe de Alta Complejidad de O’Higgins, Sergio Moya, informó que el presbítero reveló hechos desconocidos que nuevamente involucran al cardenal Ricardo Ezzati, aunque no entregó mayores detalles por ser secreto de la investigación, que durará cinco meses.

“Aportó múltiples antecedentes no solamente del hecho que se le imputa en este caso particular, sino que también respecto de varios otros hechos que nosotros investigamos. Incluso nos dio cuenta de sucesos que nosotros no conocíamos, que van a ser objeto de investigación, en ese relato se menciona al imputado Ezzati y eso va a ser objeto de indagación”, argumentó.

33-ERRAZURIZ-597x400

Igualmente llegó este viernes al Centro de Justicia de Santiago, el cardenal Francisco Javier Errázuriz, quien por segundo día consecutivo prestó declaración en calidad de imputado por el presunto encubrimiento de abusos sexuales cometidos por miembros de la Iglesia Católica nacional.

A su llegada, el ex arzobispo de Santiago aseveró que nunca encubrió los delitos perpetrados por Fernando Karadima.

“¡Hay que colaborar con la investigación! Está claro que nunca encubrí a Karadima, eso se estableció cuando vino la sentencia de la Corte de Apelaciones, no usa la palabra encubrimiento, porque no es cierta”, aseveró.

Al ser consultado sobre cómo se enteró de los crímenes de Karadima, el religioso sólo afirmó: “Por los que lo delataron”.

Finalmente, este viernes, el nuevo administrador apostólico de Santiago, Celestino Aós, anunció que la próxima semana viajará a Roma para reunirse con el Papa Francisco, donde eventualmente el tema judicial será prioridad en la agenda de la recientemente asumida autoridad de la iglesia católica capitalina.