Diario y Radio U Chile

Año XI, 15 de diciembre de 2019

Escritorio

Pescadores artesanales: “Chile no acepta una campaña del terror de la industria pesquera”

Los dirigentes de Condepp entregaron un comunicado público en el que recordaron que la situación de las pesquerías en Chile es crítica, con un 70% de los recursos sobreexplotados y colapsados, por lo que medidas que fortalezcan la sustentabilidad de los recursos, como el fin del arrastre son urgentes.

Diario Uchile

  Jueves 4 de abril 2019 13:11 hrs. 
3865096_n_vir3

 A través de un comunicado, el Consejo Nacional por la Defensa del Patrimonio Pesquero (Condepp) valoró el rechazo transversal del Congreso a las amenazas de la industria pesquera de masivos despidos debido a la nueva ley que regula la captura de la jibia y que puso fin a la pesca de arrastre del recurso.

 “Chile no acepta una campaña del terror de la industria pesquera, por una ley que ni siquiera ha entrado en vigencia. Por esto, valoramos las declaraciones de las Comisión de Pesca del Senado y de la Cámara, como de otros parlamentarios, que han salido a defender una norma votada democráticamente y que apunta a la sustentabilidad de los recursos pesqueros”, sostuvo Hernán Cortés presidente de Condepp.

 El dirigente recordó que “la actual Ley de Pesca no cumplió su promesa, por eso hoy tenemos el 70% de los recursos sobreexplotados y colapsados, esa es la realidad y cualquier norma que, de señales claras en favor de la sustentabilidad, como la que termina con el arrastre para la captura de la jibia va en la señal correcta, para este y otros recursos pesqueros”, puntualizó.

 Condepp hizo un llamado a verificar la historia de las empresas, indicando que Landes mantiene juicios laborales como consecuencia de intentar despedir mujeres con fuero maternal (N° Rol/Rit: M-1027-2018) y por el despido de trabajadores después del terremoto, sin pago de indemnización por años de servicio, utilizando la causal de “fuerza mayor” (RIT: O-419-2010, RIT: O-471-2010, RIT: O-331-2010). En tanto, la empresa Alimar solo captura el recurso y no tiene planta de proceso para jibia, proveen a un tercero; su principal rubro es la pesca de sardina y anchoveta para harina de pescado, la que si procesan.

 “La industria pesquera recibe miles de millones de dólares cada año gracias a las cuotas de pesca que la Ley de Pesca les regaló, lo mínimo es que inviertan y modernicen sus barcos para dar respuesta a las necesidades que hoy tiene el país, cuidar todos los recursos pesqueros y eso no puede ser a costa de sus trabajadores”, indicó Cortés.

La respuesta de los pescadores artesanales dice relación con la afirmación realizada el miércoles por parte de las empresas de pesca industrial que atribuyeron a la nueva normativa legal vigente- que permite la captura de la jibia solo a través de línea de mano- el cierre de plantas procesadoras lo que implica que  1.700 personas en la Región del Biobío hayan perdido sus empleos.