Diario y Radio U Chile

Escritorio

Director del Museo Martín Gusinde: “Mi destitución fue por una persecución política”

Por casi diez días, los trabajadores del patrimonio se movilizaron para frenar la destitución del sociólogo a cargo del museo más austral del país. Finalmente, la decisión del Servicio Nacional del Patrimonio Cultural fue revertida. No obstante, ante ello señala: "Lo que ocurrió realmente fue un error inducido por autoridades locales en la región que tenían otros fines".

Abril Becerra

  Sábado 6 de abril 2019 9:13 hrs. 
SONY DSC

Fueron días intensos. De viajes, conversaciones y apoyos espontáneos que surgieron en zonas como Tarapacá, Antofagasta, Valparaíso, Concepción, Aysén e incluso, desde la misma la comunidad yagán de Puerto Williams.

No obstante, luego de una reunión sostenida el pasado jueves con las autoridades del Servicio Nacional del Patrimonio Cultural, el sociólogo Alberto Serrano retomó sus funciones en el Museo Antropológico Martín Gusinde. Esto, luego de ser destituido el 22 de marzo por una denuncia que lo acusó de participar en manifestaciones que habrían alterado el orden público de la región.

De esta manera, y a pocos días de que la polémica estallara, el investigador analiza el curso de su despido y su posterior reincorporación. Al mismo tiempo, reafirma su compromiso con el Museo que ha encabezado durante los últimos once años.

“Estamos trabajando por recuperar las colecciones de la isla. Queremos, de alguna manera, hacer algo similar a lo que ha hecho Rapa Nui: recuperar los objetos patrimoniales de las comunidades de la isla para que vuelvan a Tierra del Fuego”, afirma.

Personalmente, ¿cómo fueron los días posteriores a tu destitución?

Fue muy triste al principio, pero también fue muy gratificante por todo el apoyo que surgió de la comunidad yagán y todos los colegas, tanto de museos como de las ciencias sociales. Fue un apoyo transversal y desde Puerto Williams eso se sintió. Eso fue fundamental para que revirtieran la decisión que habían tomado.

¿Pensaste que el Servicio iba a dar un paso atrás respecto de su decisión?

Tenía confianza en que eso iba a revertirse, porque existían muy pocos fundamentos, pero, afortunadamente, se hizo de la manera más sencilla y más directa, y no se llevó el tema a un trámite más largo y engorroso, que hubiera significado más polémica. Por suerte esto fue más rápido de lo esperado y primó la justicia.

articles-74355_imagen_portada.thumb_i1000x

El argumento de tu despido tuvo relación con tu rol como ciudadano y no con tu desempeño como director, ¿cómo interpretas este hecho?

Claro, se invocaron esos motivos, pero finalmente lo que ocurrió realmente fue un error inducido por autoridades locales en la región que tenían otros fines. Fue una persecución política de un gobernador que ya no está y que indujo a las autoridades a esta situación. Pero, finalmente lograron darse cuenta que el contenido real respecto de las supuestas reclamaciones contra mí no eran tales. Existían muchos antecedentes favorables que dejaban claro que, en el fondo, he estado haciendo mi trabajo durante estos años y no he estado a supuestamente generando problemas en la isla.

Pero visto así, esto da cuenta de una fragilidad de las instituciones …

Claro, a veces las autoridades pueden incurrir en errores y uno no entiende por qué ocurren estas situaciones con tanta fragilidad. A veces no se comprende esa función de las entidades públicas y se toman decisiones sin entender su lógica.

En algún minuto se habló de la judicialización del caso, ¿insistirán en ello?

Lo que ocurrió da para eso, pero por una cosa personal de tranquilidad, prefiero que no se haga. Ya se hizo la restitución así que espero que se apoyen las iniciativas que he venido trabajando y, en el fondo, que este tema no siga.

¿Cómo ha sido la instalación del Servicio Nacional del Patrimonio en Puerto Williams?

Convivimos con el aislamiento, entonces, nos llega más lento todo. Estamos un poco desfasados y un poco al margen de las cosas que ocurren en las ciudades más grandes. Por ello, efectivamente ha sido muy lenta la instalación del Ministerio en la zona. Hay muchas cosas que no están claras. De pronto, mucha información que uno desconoce y no se entiende, por ejemplo, cómo están operando algunas instancias. Hay descoordinaciones muy lógicas, donde se han instalado nuevas oficinas, nuevos cargos, nuevas coordinaciones. Es normal que el proceso sea complejo, pero también ha sido bastante lento y, de pronto, falta claridad.

¿Qué se viene ahora para el Museo?

Tenemos algunas colecciones que hemos podido rastrear y algunos objetos que hemos podido conseguir para poder seguir ampliando y mejorando la colección del Museo. Queremos recuperar el patrimonio de los pueblos fueguinos para que esté en la isla con las comunidades con las cuales tiene pertenencia y sentido. Ya comenzamos a desarrollar este proceso, pero la idea es continuar y darle más fuerza a la recuperación de las colecciones. Queremos que la comunidad local pueda ver estos elementos que son de su propia cultura.