Diario y Radio U Chile

Año XII, 12 de agosto de 2020

Escritorio MENÚ

Diputado Raúl Soto (DC) por Reforma Tributaria: “Las bases del partido se sienten traicionadas con esta decisión”

La decisión de aprobar la idea de legislar la Reforma Tributaria no sólo ha tensionado aún más a la ya debilitada oposición, sino que ha traído consigo costos internos. Para un sector de la Falange, no solo se afecta la "identidad DC", sino que atenta contra ella. Una determinación que podría ser resentida por la militancia.

Montserrat Rollano

  Jueves 11 de abril 2019 9:08 hrs. 





La relación de la Democracia Cristiana con el resto de la centro izquierda ha estado en constante tensión desde hace varios años. Luego del fin de la Concertación y la conformación de la Nueva Mayoría, la DC –cuyo electorado y representación parlamentaria ha bajado fuertemente desde 1990 a la fecha- ha planteado la necesidad de encontrar una identidad propia. Esto motivó la candidatura de la senadora Carolina Goic, el desmarque falangista respecto de los intentos de rearticulación de la ahora oposición, y el respaldo a algunas iniciativas del Ejecutivo.

Sin embargo, y luego del difícil acuerdo por la presidencia de la Cámara, parecía que al fin la oposición lograba enfilarse detrás de un propósito común. Una expectativa que se vio frustrada este martes cuando la bancada DC anunció que aprobaría la idea de legislar de la Reforma Tributaria.

El tema generó no sólo una nueva fractura -algunos dicen irreparable- con el resto de la oposición, ya que pone en duda las confianzas respecto de futuros acuerdos, sino que tensionó nuevamente el clima interno en la falange.

En conversación con Diario y Radio Universidad de Chile, uno de los tres parlamentarios que anunció su voto en contra de la Reforma Tributaria, Mario Venegas, lamentó la decisión de la bancada, argumentando que ésta va en contra de lo que caracteriza a la DC desde su surgimiento. Por esta razón, cuestionó que “se le esté dando una victoria al gobierno de Sebastián Piñera” con un proyecto que no beneficia a los sectores que el partido liderado por Fuad Chahín dice representar.

El parlamentario criticó el hecho de que algunos legisladores tengan constantemente opiniones afines a las propuestas del Gobierno y recalcó que la identidad DC que tanto se defiende, es contraria a los principios de la centro derecha, encarnados por ejemplo, en el proyecto de modernización tributaria.

Un costo político muy alto

Misma visión posee el diputado Raúl Soto, quien al igual que Mario Venegas y Víctor Torres, anunció su voto en contra. En conversación con nuestro medio, el legislador realizó un duro análisis respecto de las decisiones que ha tomado su partido y de qué manera éstas no se condicen con el ethos de la Falange.

“La propuesta de Reforma Tributaria del Gobierno no va en la línea de los principios que fundamentan el humanismo cristiano, va justamente en la dirección contraria, su fundamento viene en orden a favorecer a los más ricos del país a costa de los más vulnerables, a costa de la clase media y eso yo no lo comparto (…) la ganancia política de la decisión que se ha tomado es prácticamente nula y muy por el contrario el costo que estamos asumiendo hoy día en torno a la división interna de la bancada y a generar una división en un momento clave para la oposición es un costo político muy alto”.

Raul-Soto-1-1024x679

Diputado Raúl Soto

Desde su perspectiva la identidad DC dista bastante de lo que califica como “las puestas en escena comunicacionales y decisiones políticas que buscan un reposicionamiento comunicacional, pero a costa de relativizar cuáles son nuestros principios”.

“Hoy día no solamente yo, sino que la gran mayoría de las bases del partido se sienten traicionadas y decepcionadas con esta decisión y en ese sentido yo lo que esperaría es que retornemos a esos principios porque yo creo que ahí está la identidad que hemos ido perdiendo y que, justamente, tiene que ver con la lucha por la justicia social, por tratar de llevar adelante las reivindicaciones de los más vulnerables de nuestro país”, agregó.

Asimismo, Raúl Soto apuntó a las mejoras a las que se comprometió el Ejecutivo: “de la clase media y de las pymes por supuesto, pero no podemos con ese discurso estar tratando de favorecer a los más poderosos del país una vez más, yo creo que ese es un discurso que la Democracia Cristiana no puede asumir y eso es lo que me preocupa del fondo de esta decisión”.

Con todo, el parlamentario es optimista en relación a una futura coordinación con el resto de la oposición: “yo no creo que en esta oportunidad sea una situación lo suficientemente grave y dramática para generar un quiebre en la oposición, yo creo que los acuerdos suscritos en orden a establecer mínimos comunes, de coordinación, pueden seguir plenamente vigentes en la tramitación de los otros proyectos relevantes para el país, particularmente en la reforma previsional”.