Diario y Radio U Chile

Año XI, 17 de agosto de 2019

Escritorio

Corrupción en Rancagua: Fiscal Emiliano Arias es denunciado por cuatro delitos

El fiscal Sergio Moya dijo que su superior jerárquico estaría involucrado en tráfico de influencias, obstrucción a la investigación, ocultamiento y violación de secreto. "No es una situación fácil, pero es inaceptable que esto ocurra", señaló. El próximo martes se realizará un Consejo Extraordinario de Fiscales que determinará quién investigará las acusaciones.

Diario Uchile

  Viernes 19 de abril 2019 14:17 hrs. 
emiliano-arias-fiscal-regional-730x350

El fiscal de la Unidad de Alta Complejidad de la región de O’Higgins, Sergio Moya, denunció este viernes que el fiscal regional Emiliano Arias habría cometido cuatro delitos en el marco de distintas causas judiciales.

Las declaraciones se producen luego que el jueves se conociera que el Fiscal Nacional, Jorge Abbott, decidió trasladar a la región Metropolitana el caso de corrupción que involucra a tres jueces de la Corte de Apelaciones de Rancagua:  Marcelo Vásquez Hernández, Emilio Elgueta Torres y Marcelo Albornoz Troncoso.

De esta manera, Arias fue marginado de esa indagatoria.

En una entrevista concedida a Radio Bío Bío, Sergio Moya dijo que durante la semana pasada informó a Jorge Abbott sobre hechos relacionados con la “conducta funcionaria” de Emiliano Arias.

En primer lugar, el persecutor apuntó a las demoras que debió enfrentar para pedir la formalización del juez Emilio Elgueta y a una eventual obstrucción a la investigación: “Solicité en reiteradas ocasiones el pronunciamiento de mi superior jerárquico”, recalcó.

“Esa decisión se fue postergando por algunas semanas y no me decían ni que sí ni que no, por eso tomé la decisión, derechamente, de pedir la formalización sin esperar el consentimiento de mi superior jerárquico”, explicó.

“La lentitud de reacción me llamó mucho la atención y preferí obrar con el riesgo evidente de una sanción administrativa por no respetar los canales formales, pero me preocupaba mucho por el contexto de la investigación, que se viera demorada. Así que decidí, sin tener el pase, pedir la formalización”, añadió también.

Asimismo, el fiscal Moya habló de posible tráfico de influencias en el caso Caval, ocultamiento en la causa por irregularidades en el Teatro Regional de Rancagua y violación de secreto por la sustracción de información desde la fiscalía de O’Higgins, con una base de datos que recibió una persona en Puerto Montt.

En cuanto a Caval, el persecutor señaló un hecho específico: “La única intervención que hizo el fiscal Arias fue el intento de realizarle un procedimiento abreviado a Herman Chadwick Larraín y lo que se me planteó en ese momento era que había que terminar esa arista, porque la presencia de ese personaje en la causa y en un eventual juicio oral podría traer consecuencias a la imagen del nuevo gobierno”.

Sergio Moya recalcó que informó de todos estos hechos al fiscal Jorge Abbott y no opinó si el fiscal Emiliano Arias debería renunciar: “Es una decisión que tiene que tomar él”, aseveró.

“Yo tengo la tranquilidad de que los hechos que hice saber formalmente a la Fiscalía Nacional los tengo absolutamente respaldados. No es una situación fácil, pero es inaceptable que esto ocurra”, enfatizó. “Puede traer un costo personal, laboral, familiar, pero si ese es el costo, hay que pagarlo”.

Una vez que se conocieron las denuncias, el fiscal Jorge Abbott decidió convocar a un Consejo Extraordinario de Fiscales, que se realizará a las 15 horas del próximo martes 23 de abril.

El objetivo de la reunión es decidir qué fiscal regional puede hacerse cargo de la denuncia en contra del fiscal Emiliano Arias.

“De acuerdo al artículo 46, letra b de la Ley Orgánica Constitucional que rige al Ministerio Público, cuando se presenta una denuncia contra un Fiscal Regional por su presunta responsabilidad en un hecho punible, corresponderá dirigir las actuaciones del procedimiento destinado a perseguir la responsabilidad penal a otro Fiscal Regional”, explicó la Fiscalía Nacional a través de un comunicado.