Diario y Radio U Chile

Año XII, 26 de mayo de 2020

Escritorio MENÚ

La última carta de Alan García: “Dejo mi cadáver como una muestra de desprecio a mis adversarios”

Antes de quitarse la vida, el ex presidente peruano escribió un mensaje en el que recalca su inocencia y asegura que cumplió “la misión que me propuse”.

Diario Uchile

  Viernes 19 de abril 2019 12:37 hrs. 





El ex presidente peruano Alan García reiteró su inocencia e hizo duras críticas en una carta que escribió antes de quitarse la vida y que fue revelada este viernes, durante sus funerales en Lima.

“Cumplí la misión de conducir al aprismo al poder en dos ocasiones e impulsamos nuevamente su fuerza social, creo que esa fue la misión de mi existencia”, dice el mensaje del ex mandatario, que fue leído por su hija Luciana, en la sede de la Alianza Popular Revolucionaria Americana (APRA).

Alan García se disparó en la cabeza el pasado miércoles, cuando la policía llegó a su domicilio para detenerlo por su presunta vinculación con el caso Odebrecht.

En el escrito, sin embargo, rechaza las acusaciones: “Por los contratiempos del poder, nuestros adversarios optaron por la estrategia de criminalización por más de 30 años, pero jamás encontraron nada y los derroté nuevamente, porque nunca encontrarán nada más que sus especulaciones y frustraciones”, afirma quien fuera jefe de Estado durante dos periodos.

“No hubo ni habrá cuentas, ni soborno, ni riqueza. La historia tiene más valor que cualquier riqueza material. Nunca podrá haber precio suficiente para quebrar mi orgullo de aprista y de peruano. Por eso repetí: otros se venden, yo no.  (… ) No tengo por qué aceptar vejámenes, he visto a otros desfilar esposados, guardando su miserable existencia”, añade.

“Les dejo a mis hijos la dignidad de mis decisiones, a mis compañeros una señal de orgullo y mi cadáver como una muestra de mi desprecio a mis adversarios porque ya cumplí la misión que me propuse”, cierra la misiva.

El funeral de Alan García se realizó este viernes en la llamada Casa del Pueblo, la sede del APRA. Sus restos luego fueron trasladados a las plazas Dos de Mayo y San Martín, antes de la cremación que se realizará en el Cementerio Mapfre de Huachipa, en una ceremonia privada.