Diario y Radio U Chile

Año XI, 14 de octubre de 2019

Escritorio

Conferencia Episcopal compromete ayuda en la persecución de los abusos sexuales

En medio de cuestionamientos por los recientes casos de abuso que se han destapado y la firma de un protocolo con la Policía de Investigaciones para la entrega de información, los obispos agrupados en la Conferencia Episcopal, a través de un comunicado, dieron a conocer las conclusiones que arrojó esta nueva edición de su Asamblea Plenaria en Punta de Tralca

Diario Uchile

  Viernes 3 de mayo 2019 13:38 hrs. 
Imagen-Aton_215631

Luego de una semana reunidos en una casa de retiro, el secretario general de la Conferencia Episcopal, Fernando Ramos, fue el encargado de comunicar las definiciones y temas que fueron tratados en la cita.

Uno de los temas fue el convenio que firmó la Conferencia Episcopal con la Fiscalía Nacional, en donde la Iglesia se comprometió a facilitar información a la justicia frente a un presunto delito sexual, con el fin de facilitar el proceso investigativo.

Pese a las críticas del mundo político y de las víctimas de abusos por parte de miembros de la Iglesia, Ramos sostuvo que con este convenio buscan sumarse a la persecución de este tipo de delitos.

“El convenio lo dice, nuestro compromiso es entregar la información que dispongamos o que nos llegue. De hecho la misma Fiscalía ha dicho en estos días que en los últimos meses ellos han recibido por parte de algunos organismos de la Iglesia 50 casos y nosotros tenemos la más amplia disponibilidad a seguir colaborando. Porque también queremos ser partícipes de la persecución de estos delitos”, dijo.

Así también, el secretario general de la Conferencia Episcopal tuvo palabras para referirse a los duros testimonios dados a conocer en el transcurso de la semana, que involucran al sacerdote Renato Poblete con violaciones grupales y abortos obligados. Frente a esto, Ramos indicó que el testimonio de Marcela Aranda renueva su compromiso con las víctimas de abusos.

“El abuso por parte de consagrados es una herida que nos sigue estremeciendo. En estos días hemos conocido por un medio de comunicación el horror que ha vivido una víctima de abuso por parte del sacerdote Renato Poblete. Nadie merece vivir lo que ella y tantos otros han vivido, esto renueva nuestro compromiso de seguir escuchando y acogiendo el testimonio de víctimas y sobrevivientes de abuso, para aprender de ellos y de sus vidas”, señaló.

Otro de los temas que se tomó la agenda mediática fue la polémica que había suscitado el proyecto de ley que podría obligar a los religiosos a denunciar casos de abuso sexual, aún cuando estén bajo el secreto de confesión. Sobre esto, Ramos fue enfático en que éste sigilo es propio de un acto sagrado, por lo que es inviolable.

“Otro tema que hemos tenido en cuenta con especial atención, es el relativo al sigilo o secreto en el sacramento de la confesión. Propio e inherente a este acto sagrado, reconocido y resguardado por las leyes del Estado chileno, que garantiza la libertad religiosa como un valor de la sociedad. El sigilo sacramental es inviolable, como inviolable es la conciencia de quienes acuden a confesar sus pecados”, sostuvo el sacerdote.

Para finalizar, los obispos hicieron un llamado a las comunidades de laicos y consagrados, agradeciendo la disposición a colaborar con los que calificaron como “importantes pasos que la Conferencia Episcopal viene dando”, indicando además que tienen esperanzas en la restitución de una Iglesia que, en palabras de Ramos, “anhelamos purificar en un abnegado servicio a las personas”.