Diario y Radio U Chile

Año XI, 21 de septiembre de 2019

Escritorio

Una propuesta insuficiente: Por qué la idea de legislar la reforma de pensiones fue rechazada

La Comisión de Trabajo y Seguridad Social rechazó la idea de legislar la reforma de pensiones propuesta por el Gobierno. Los parlamentarios argumentaron que la iniciativa no cumplía con los requisitos para provocar un cambio sustancial frente a la crisis previsional. Los expertos coincidieron.

Tomás González F.

  Lunes 13 de mayo 2019 19:02 hrs. 
Pensiones-2-900x600

Con los votos en contra de los siete diputados de oposición que componen la instancia, la idea de legislar el proyecto presentado por el gobierno de Sebastián Piñera en materia de reforma de pensiones fue rechazada por la Comisión de Trabajo y Seguridad Social de la Cámara de Diputados.

Una decisión que los parlamentarios fundamentaron, principalmente, con la falta de voluntad por parte del Ejecutivo para reformar un sistema de capitalización individual que ha logrado fortalecer el negocio de las AFP a niveles impensados.

Por otra parte, quienes rechazaron la idea de legislar también consideraron que la propuesta gubernamental estaba lejos de solucionar una crisis previsional que ha provocado el descontento de diversos sectores sociales. Una crisis que se puede graficar con los datos de la Fundación SOL sobre el monto de las pensiones que obtuvieron las personas afiliadas el año anterior -los nuevos pensionados de 2018, que fueron 124 mil personas-. La mitad de ellos, con sus ahorros y con la rentabilidad que las AFP consiguen invirtiendo, obtuvieron pensiones por debajo de los 50 mil pesos.

D6egepCWsAI-tVv

Esto porque, para los diputados, la respuesta de los ministros de Hacienda y del Trabajo, Felipe Larraín y Nicolás Monckeberg a los puntos que la oposición objetó, si bien abundaba de buenas intenciones, no tocaba los aspectos estructurales que los parlamentarios habían puesto como piso mínimo para legislar en esta materia.

Sin embargo esta visión es compartida también por expertos en la materia. Es el caso del economista de la Fundación SOL, Marco Kremerman, quien, en conversación con Radio Universidad de Chile, explicó que la propuesta hecha por el Ejecutivo no logra hacer frente al verdadero problema que provoca el actual sistema de pensiones.

“La propuesta del Gobierno es más AFP, agrandar el negocio de las AFP y de las cuentas individuales, y la crisis previsional va a seguir de la misma manera. Por aumentar 10 mil, 15 mil o 20 mil pesos para un grupo pequeño de la población, eso no va a tener un efecto importante en el problema que tenemos”, señaló.

Otro de los temas que los parlamentarios opositores plantearon como una preocupación era el aumento de la tasa de cotización en un cuatro por ciento a cargo del empleador. Frente a esto, el Gobierno dijo que implicaría una mejora para el futuro de los pensionados en un 40 por ciento. Sin embargo, Kremerman afirma que esto, incluso antes de realizarse, es una promesa incumplida.

“Dado la caída ostensible que ha tenido la tasa de rentabilidad de las AFP, que si bien desde que nacen hasta hoy día el promedio anual histórico real ha sido de 7,8 por ciento, ya en la última década es de cuatro puntos menos -es de 3,7 por ciento-. Por cada punto menos de rentabilidad la pensión baja en un 20 por ciento. O sea, subir el ahorro en un 40 por ciento, mientras las tasas de rentabilidad están bajando normalmente, ni siquiera permite compensar ese efecto”, afirmó el economista.

D6eHi5KWkAAh_ui

No obstante estos puntos y la opinión de diferentes expertos que se presentaron en la Comisión de Trabajo y Seguridad Social, y pese a que el Gobierno se ha manifestado como abierto a revisar varios de los temas propuestos por la oposición, la propuesta en términos estructurales sigue siendo la misma.

“Lo que pasa es que el Gobierno tiene una agenda comunicacional donde dice que las pensiones básicas solidarias van a aumentar 40 ó 50 por ciento, cuando eso va a suceder sólo con las personas que tienen más de 85 años y sólo en cinco años más”, dijo Marco Kremerman.

A su vez, el también economista y profesor de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile, Andras Uthoff, planteó que la propuesta que entregó el Gobierno no logra aclarar los puntos más cuestionables debido a que no termina con la lógica bajo la que funciona actualmente el sistema de previsión.

“Tú tienes que reconstruir un sistema de pensiones a partir de lo que hay. Hoy día no tenemos un sistema de pensiones en Chile. Tenemos un mercado obligatorio de rentas vitalicias y estamos viendo que, a través de ese mercado, la mitad de la población queda destruida y la otra la mayoría queda con pensiones muy por debajo del salario mínimo. Entonces lo que tú tienes que hacer es construir un verdadero sistema de pensiones y ver de dónde vas a sacar plata además de la que usas del pilar solidario, para hacer solidaridad con todos”, señaló el economista del Instituto Igualdad.

Datos de la Fundación SOL indican que una persona que tiene 70 años tiene que esperar los 85 para recién ver un aumento de las características que ha prometido el Gobierno -40 ó 50 por ciento-. Un aumento que seguirá situando a la Pensión Básica Solidaria en la mitad del valor del salario mínimo, ni siquiera superando la línea de la pobreza.

Así, habiendo sido rechazada la idea de legislar en la comisión de Trabajo y Seguridad Social, el proyecto de ley pasará a la sala de la Cámara de Diputados en una sesión especial para ser votado en general y en particular.