Diario y Radio U Chile

Año XI, 22 de octubre de 2019

Escritorio

El ex actor cómico Zelenski asume presidencia de Ucrania

Al momento de su asunción, el ahora ex actor anunció este lunes la disolución del Parlamento tras ser investido presidente, en busca de una mayoría que le sea favorable, para un mandato cuya prioridad será calmar el conflicto con los separatistas.

RFI

  Lunes 20 de mayo 2019 13:00 hrs. 
2019-05-20t081510z_1876734518_rc146b36ddf0_rtrmadp_3_ukraine-inauguration

“Disuelvo el parlamento”, lanzó Volodimir Zelenski, de 41 años, ante los diputados y las delegaciones internacionales reunidas en el Parlamento de Kiev para su investidura, pese a las dudas jurídicas sobre sus potestades en el proceso de convocatoria de elecciones anticipadas.

“Es una de las grandes debilidades del nuevo presidente: no tiene un aparato organizado en el que apoyarse. Por consiguiente, no tiene ninguna presencia en el parlamento”, observa la investigadora senior asociada al think tank CIDOB (Barcelona).

“El sistema ucraniano es semi-presidencialista, entonces era muy importante para Zelenski saber con qué fuerzas cuenta en el Parlamento. Tiene el derecho legal de disolverlo. Hay que ver qué apoyo puede tener ello, es difícil saber si conseguirá el mismo nivel de apoyo que en el voto para su presidencia (73% de los votantes), pero la lógica da a pensar que tendrá un grupo parlamentario relativamente importante”, estima Claudin.

Su prioridad: el conflicto separatista

 Antes de su investidura, Zelenski había fijado su prioridad: “Nuestra primera tarea es conseguir un alto el fuego en Dombás”, refiriéndose a la región oriental controlada por separatistas prorrusos.

Zelenski ya había interpretado el papel de presidente, pero para hacer reír. En una serie de televisión -“Servidor del pueblo”-, encarnaba a un profesor de historia elegido inesperadamente jefe de Estado.

Su discurso de investidura fue seguido muy de cerca en busca de pistas sobre los planes para su mandato, de los que se supo muy poco en una campaña que capitalizó la desilusión pública con el “establishment” político y en la que prometió “romper el sistema”.

Cuando el actor y comediante anunció su candidatura el 31 de diciembre, pocos la tomaron en serio, pero después de una campaña sin precedentes que se llevó a cabo en gran parte en las redes sociales, obtuvo más del 73% de los votos en la segunda vuelta del 21 de abril, derrotando a Poroshenko.

Su predecesor Petro Poroshenko evitó el colapso económico del país mediante el apoyo de instituciones internacionales, y lanzó una serie de reformas clave, pero fue ampliamente criticado por no mejorar el nivel de vida de los ucranianos ni luchar eficazmente contra la corrupción generalizada.

Pro Occidental

Zelenski ha prometido continuar con el rumbo prooccidental del país, pero sus críticos se preguntan cómo afrontará los enormes desafíos del conflicto separatista y los problemas económicos actuales.

El conflicto separatista “es como una guerra de trincheras”, apunta Carmen Claudin. “Cada semana hay bajas, y es una situación que en cualquier país crearía inestabilidad y es lo que Rusia persigue: ya no es tanto ocupar Dombás, aunque por otro lado su política de hace apenas una semana de facilitar el pasaporte a todo aquel que lo pida en esta región, esa política puede ser vista como una forma ‘soft’ (suave) de ocupar el país”, detalla la investigadora.

Sin embargo, dice Claudin,” es una incógnita como piensa Zelenski y cómo va a aportar algo nuevo a la parte del Donbás ocupada por los separatistas apoyados por Rusia”.