Diario y Radio U Chile

Año XI, 20 de agosto de 2019

Escritorio

Gabriel Salazar: Altamirano se desilusionó de la Concertación

El Premio Nacional de Historia 2006 es autor del libro Conversaciones con Carlos Altamirano: Memorias Críticas, texto en el que el líder socialista abordó su vida y desarrollo en la política nacional. En conversación con nuestro medio, Gabriel Salazar comentó su visión sobre el ex senador, y cómo durante sus últimos años no se sintió a gusto con la política nacional.

Andrea Bustos C.

  Lunes 20 de mayo 2019 18:20 hrs. 
altamirano

El historiador Gabriel Salazar se reunió durante tres años todos los miércoles con el abogado Carlos Altamirano, fruto de esas conversaciones escribieron el libro Conversaciones con Carlos Altamirano: Memorias Críticas, hoy uno de los últimos registros que se tiene de la vida del ex secretario general del Partido Socialista, quien falleció este domingo a los 96 años.

En conversación con Radio y Diario Universidad de Chile, Gabriel Salazar comentó este proceso de cercanía con el socialista y la visión que tiene de él luego de haber tenido dichas conversaciones.

Al respecto, el historiador dijo que con las reuniones que tuvieron quedó muy impresionado por su inteligencia y lo definió como un hombre “muy leído y muy fino en su trato” con los demás.

“Yo tenía la imagen que circulaba públicamente, que había sido un hombre que se excedió en su crítica política, pero al conocerlo me di cuenta que no corresponde al prototipo de hombre que salía en la circulación pública, por eso quedé muy impresionado por su muerte, lo sentí muy cercano, lo entendí muy bien”.

Además, el académico de la Universidad de Chile, señaló que luego de su muerte se queda con su figura más personal, y no con la que se ha construido políticamente.

“Lamentablemente el problema de él es que por encima surge una imagen pública que no correspondía a la realidad, la propaganda de la derecha en cuanto a echarle a él la culpa de la precipitación del golpe, que mucha gente adoptó incluso en la izquierda, es un absurdo, absolutamente un absurdo, no tiene nada que ver. Entonces eso prácticamente le quitó posibilidad de seguir influyendo en la arena política después de su retorno a Chile, porque fueron años que estuvo aquí y se retiró de la política por esa razón”.

Altamirano

Por otra parte, el Premio Nacional de Historia 2006 dijo que en su vida, Carlos Altamirano tuvo varios cambios en su visión política, pues inicialmente era un “militante revolucionario, por decirlo en términos generales y, desde ese punto de vista, quedó a la izquierda de los planteamientos políticos del presidente Allende durante el gobierno de este”.

Pero luego, en el exilio, se habría decepcionado del marxismo duro; sin embargo, su visión no concordó con lo que se comenzó a gestar en la política nacional, explicó Salazar. “Ahí tuvo un cambio hacia una posición más flexible, más democrática podríamos decir, que es lo que han llamado algunos la renovación socialista. Pero a la vez en Chile, y al conocer  eso que era después del golpe, después que se va Pinochet, el Partido Socialista, la concertación en general, él desarrolla otro pensamiento crítico que no lo manifestó muy públicamente pero que aparece en el libro”.libro

Según comentó con nuestro medio Gabriel Salazar, Carlos Altamirano “se desilusionó de la voltereta de la Concertación en general hacia el neoliberalismo, entonces eso sí que no lo aceptó. Democracia sí, pero neoliberalismo no, y eso explica una tendencia última que queda clara en nuestras conversaciones de un volver, a lo quien dice, los movimientos sociales, a que el pueblo mismo fuera el que dirigiera la acción política y no los partidos”.

Respecto del legado que deja el ex senador, el académico de la Universidad de Chile destacó su honestidad con la evolución de su pensamiento político: “Fue consecuente con su pensamiento, la lectura que realizaba de la situación de la contemporaneidad es lo que indicó sus pasos políticos, y era una evolución interna porque era de él y no era oportunismo político como hacen otros, y por eso no quedó explícito, porque no tuvo suficiente tribuna para exponer sobre todo el último cambio de pensamiento que tuvo”.

En lo que refiere a sus funerales, durante esta tarde el ex senador será velado en el Congreso Nacional, en su sede de Santiago, donde a las 18 horas el Partido Socialista realizará un homenaje en su honor, al que se espera puedan sumarse otros partidos. Sus funerales serán mañana martes, en un horario que aún no se ha especificado y que debe ser confirmado por su familia durante esta jornada.