Diario y Radio U Chile

Año XI, 19 de julio de 2019

Escritorio

Negociación en Chuquicamata: trabajadores votan última oferta en medio de eventual baja en la producción

Según trascendió, la huelga sería inminente. Además, dirigentes sindicales y analistas, se refirieron a una eventual disminución en la producción del metal rojo, debido a la transformación de la mina que de rajo abierto pasará a ser subterránea.

Rodrigo Fuentes

  Sábado 25 de mayo 2019 16:23 hrs. 
mineria_codelco1_2

El próximo martes y miércoles, los más de 3 mil socios de los sindicatos 1, 2 y 3 de Codelco división Chuquicamata deberán votar la última propuesta de la empresa, desplegada  hace algunos días.

Según el director del Sindicato Número 1, Freddy Paniagua, en el yacimiento existe ambiente de huelga, debido a que Codelco presentara su última oferta en base a un bono de casi 10 millones de pesos, que corresponde a una cifra menor a la inicial.

Para el dirigente de los trabajadores, la negociación colectiva va mucho más allá de las cifras de término de conflicto. Precisó que se debe tener una respuesta satisfactoria sobre los cuatro ejes que les interesa lograr acuerdo, que son, salud post egreso, nivelación de beneficios y derechos de los trabajadores nuevos, participación del proceso de transformación y potenciamiento del derecho de salud y hospital.

“Los socios no están dispuestos a ceder si la empresa no respeta los cuatro ejes que se están pidiendo, seguramente el rechazo será rotundo, según el ambiente que se ha palpado en las últimas asambleas. Este lunes daremos a conocer a los socios los detalles y análisis realizado a partir de la última propuesta de la compañía, por lo que las votaciones se realizarán por ley el martes y miércoles. Si se rechaza el ofrecimiento, existen cinco días de mediación, pero si siguen las diferencias, se concretará la huelga”, afirmó.

elteniente

Recordemos que la negociación colectiva en la división Chuquicamata, se da en medio de eventuales anuncios que proyectarían una baja de al menos un 40 por ciento de la producción del metal rojo en los próximos dos años, producto del cambio del yacimiento, de rajo abierto a mina subterránea, la más grande del mundo.

El propio director de Sindicato 1 de dicha división Estatal, Freddy Paniagua, confirmó que habrá una disminución, sin embargo -precisó-, las pérdidas más significativas serían por la no concreción de proyectos asociados a la producción de mineral más refinado.

“La baja producción va a ser menor que un 40 por ciento, según las proyecciones que hemos hecho, por el aporte que se comprometen a hacer los trabajadores, pero se mantiene una alerta, debido a los proyectos que desde la administración no han sido capaces de sacar. Por ejemplo, el Decreto Supremo Número 28, nos exige fuentes de ácido acorde a una captación de gases de un 95 por ciento, que ya tiene sus retrasos, y que finalmente perjudica en el producto final que es el cátodo de cobre refinado en el 99,9 por ciento, y si nosotros no vendemos eso, las pérdidas para el Estado serán millonarias”, argumentó.

De acuerdo a lo publicado la semana pasada por la agencia Reuters, para lograr el pleno funcionamiento de Chuquicamata se necesitarán “varios años”, por lo que se prevé que la “producción se desplomará en 182 mil toneladas frente a las 459 mil toneladas que tiene previstas producir este año”.3

Al respecto, el académico del Centro de Minería de la Universidad Católica, Gustavo Lagos, desdramatizó la información, ya que indicó, la falta de elaboración en dicho yacimiento, será suplido por otros depósitos pertenecientes a Codelco, que no variarán en la ganancia total.

“Aunque Chuquicamata no llegará a su máximo rendimiento en siete u ocho años más, existen planes alternativos, como lo que ocurrió en la división El Teniente, cuando se retrasó uno de sus proyectos. La producción fue continua, la misma cantidad, y no fue a la baja, debido a que los planes son dinámicos, basados en que la empresa tiene que generar el máximo de ganancias. El que interprete estos planes como una letra esculpida en roca, que no cambia, está totalmente equivocado, no entiende cómo funciona una empresa minera”, subrayó.

En tanto, Codelco salió la semana pasada a calmar las aguas sobre el bajo rendimiento en Chuquicamata.

La Estatal aseveró que mantendrá su nivel productivo en un promedio de un millón 700 mil toneladas de cobre fino durante la próxima década, según lo contempla el Plan de Negocio y Desarrollo (PND) de la compañía, descartando las versiones que indicaban una reducción de un 40 por ciento.

A través de un comunicado emitido por la Gerencia de Comunicaciones y Asuntos Públicos de la cuprífera, la compañía sostuvo que el plan minero de Codelco se sustenta en las operaciones actuales y en los proyectos de explotación que progresiva y sistemáticamente irán reemplazando a las operaciones existentes.