Diario y Radio U Chile

Año XI, 25 de agosto de 2019

Escritorio

Transnacionales confiadas con TPP-11: Bayer-Monsanto apuesta por su planta de semillas en Paine

La discusión que se lleva a cabo en el Senado sobre la ratificación del Acuerdo Transpacífico es vista de reojo por el gigante Bayer-Monsanto. La aprobación del tratado sería una jugada perfecta para la transnacional, pues la modernización de su planta en Paine -la única en Latinoamérica-, conlleva aumentar la producción para, así, cubrir el 70 por ciento de la demanda regional de semillas transgénicas.

Tomás González F.

  Miércoles 29 de mayo 2019 19:30 hrs. 
Diversas organizaciones sociales se han manifestado en contra el Acuerdo Integral y Progresista de Asociación Traspacífico (TPP-11).

La localidad de Viluco de nuestro país, ubicada en la comuna de Paine, es sede de la única planta de procesamiento, embalaje y distribución de semillas que tiene la filial en Latinoamérica, y la aprobación del tratado internacional significaría abrirle aún más las puertas al negocio de los transgénicos.

En septiembre del año pasado, tras la compra de Monsanto, Bayer Crop Science anunció la modernización de esta planta con un proyecto denominado “Satisfacción de la demanda”, el que implicó una inversión de alrededor de 10 millones de dólares y que tenía como objetivo aumentar la producción de semillas en un 20 por ciento, buscando satisfacer, en un futuro cercano, el 70 por ciento de la demanda del cono sur.

Obviamente, más producción requiere más cultivos transgénicos, cuestión que, actualmente, está regulada al no haberse ratificado el convenio UPOV-91, pero podría ser revertido al ratificarse el TPP-11. En conversación con Radio Universidad de Chile, Patricia Núñez, mejor conocida como ‘Dedos Verdes’, directora de la escuela Reberde, advirtió sobre los riesgos que tendría la aprobación del tratado en esta materia.

“Si es que se aprueba el TPP se aprueba la Ley de Obtentores Vegetales y UPOV-91. Ahí es donde Monsanto entra a puerta ancha. No es solamente que van a poder producir, procesar y acá van a ser semillero. También vamos a hacer cultivo y nosotros podríamos tener en nuestras mesas, por ejemplo, choclos transgénicos para comer, cosa que ahora no existe”, manifestó Núñez.

monsanto

La inquietud por el aumento en la producción de este tipo de semillas modificadas también se ha visto en los vecinos de la comuna de Paine, los que, desde su anuncio, se han movilizado en contra de la ampliación de la mayor planta de semillas de Latinoamérica.

Organizados en el Comité para la Defensa de Paine, año a año realizan charlas concientizando a la comunidad sobre las implicancias que tiene la presencia de la transnacional en la zona. Camila Navarro, vocera del Comité, explicó a Diario y Radio Universidad de Chile qué es lo que más preocupa a la comunidad.

“Dentro del marco del TPP-11, el riesgo que implica el aumento de la producción de estos alimentos modificados. Es también la preocupación en torno a qué tipo de seguridad se va a generar ahora con las y los temporeros que manejan estos elementos, porque hay una historia bien larga de intoxicaciones producto de estos químicos”, sostuvo la vocera del Comité para la Defensa de Paine.

Además, Navarro explicó que los recientes fallos que se han producido en el mundo condenando a la empresa por su responsabilidad en la intoxicación de personas han motivado a la comunidad a actuar.

“Por otro lado también está esta ola de demandas que se están dando contra Monsanto a nivel mundial, donde ya se está demostrando finalmente que sí hay un riesgo muy grande de cáncer”, sostuvo.

Preocupaciones que los vecinos hicieron llegar al Servicio de Evaluación Ambiental, a quien le solicitaron realizar una instancia de participación ciudadana en el marco de la Resolución de Calificación Ambiental del proyecto.

fuera monsanto

Pese a las más de diez solicitudes presentadas por diferentes juntas de vecinos, personalidades jurídicas y naturales, la petición de realizar la participación ciudadana fue denegada y se aprobó la iniciativa sin mediar un Estudio de Impacto Ambiental.

En conversación con nuestro medio, la abogada Alejandra Donoso de la ONG Defensa Ambiental, cuentó que los vecinos presentaron un recurso de protección ante la Corte de Apelaciones de Santiago, pero este fue denegado.

“La Corte ha dicho que no es competente, ese fue el argumento que utilizó para no resolver el recurso de protección y la Corte Suprema ratificó, lamentablemente, ese razonamiento errado. De hecho, recientemente hay una sentencia de la Cote Suprema que va en el sentido contrario y que lleva de nuevo la jurisprudencia al lugar donde estaba siendo orientada, de poder garantizarle a las personas la posibilidad de, al menos, la participación ciudadana dentro de la Evaluación de Impacto Ambiental de los proyectos”, se lamentó la abogada de la ONG Defensa Ambiental.

Actualmente, Chile es el mayor exportador de semillas del hemisferio sur. Según cifras de la Federación de Productores de Semillas (ChileBio), el país exportó semillas por un valor de 338,5 millones de dólares en 2016/2017, una quinta parte de las cuales fueron semillas genéticamente manipuladas.

Situación que podría cambiar radicalmente en favor de las transnacionales con la aprobación del TPP-11 en el Senado, la que pareciera ser inminente.