Diario y Radio U Chile

Año XII, 22 de febrero de 2020

Escritorio MENÚ

Justicia australiana niega libertad condicional a Adriana Rivas

La chilena ex agente de la Dina fue detenida en febrero pasado en Australi y enfrenta un proceso de extradición a nuestro país para ser juzgada por siete secuestros calificados como desapariciones ocurridos entre 1974 y 1977.

Claudia Carvajal G.

  Jueves 27 de junio 2019 9:15 hrs. 

La jornada de este jueves, la jueza Margaret Quinn, del tribunal penal del estado de Nueva Gales del Sur resolvió denegar la solicitud de libertad provisional realizada por  Adriana Rivas, ex secretaria de Manuel Contreras y que también fue agente de la DINA durante la dictadura en Chile.

“Ninguno de los factores presentados por Adriana Rivas a favor de una solicitud de libertad provisional son suficientes ni excepcionales para que se acceda a su pedido”, señaló la magistrada de acuerdo a lo informado por la abogada Adriana Navarro a la agencia de noticias EFE .

En febrero de este año, la chilena conocida como “la Chany” fue detenida en Sidney en virtud de una solicitud de extradición realizada por Chile en 2014 por su participación en siete secuestros calificados como desapariciones ocurridos entre 1974 y 1977, cuando era agente de la DINA.

file_20190219164545

Según lo señalado por la abogada Adriana Navarro, representante de seis de las familias de las presuntas víctimas de Rivas, la resolución del tribunal australiano debió darse a conocer el 18 de junio, sin embargo se aplazó a petición de la defensa de la ex secretaria de Manuel Contreras, que argumentó motivos de salud de la mujer.

La profesional también detalló en qué condición procesal se mantiene Rivas en el país oceánico. “La señora Rivas permanecerá en un correccional en Sidney hasta que se vea la solicitud de extradición en su totalidad en algún momento posterior a septiembre de este año”.

Adriana Rivas reside desde hace más de 30 años en Australia y durante uno de sus viajes a Chile fue detenida por la policía y posteriormente se le concedió la libertad bajo fianza, sin embargo en 2010 logró escapar del país y volver a Oceanía.