Diario y Radio U Chile

Año XI, 18 de septiembre de 2019

Escritorio

Clan: la aplicación web que intenta reducir los suicidios adolescentes en Chile

En conversación con este medio, el investigador de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile, el doctor Rubén Alvarado, aseguró que la diferencia con otras iniciativas a nivel mundial es que en Clan se consideró la mirada de un grupo de jóvenes para que la plataforma no quedara atrapada en el rubro de lo académico.

Eduardo Andrade

  Viernes 28 de junio 2019 8:16 hrs. 
Portada

El dato duro es sorprendente: el suicidio es una de las tres principales causas de muerte de los adolescentes en Chile, según estudios del Ministerio de Salud. Frente a esto y las diversas opciones de salud preventiva mental, un grupo de investigadores de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile, han creado una plataforma y aplicación web enfocada en revertir esta cifra.

Hace dos años, cuando el doctor al mando de esta investigación, Rubén Alvarado, inició con este proyecto, la cifra mostrada ya iba en aumento incluso a nivel mundial y otras iniciativas similares intentaban revertirlas.

Sin embargo, Alvarado y su equipo dotaron a su proyecto de una característica no usada anteriormente.

“Creamos un grupo de jóvenes entre 11 y 19 años, y que se incorporaron a todo el proceso del proyecto. Eso es muy importante porque se incorporó la visión de los jóvenes que iban a ser los usuarios. Otras iniciativas están hechas desde los adultos, desde los académicos; esto tiene la perspectiva del joven desde el inicio”, precisó Alvarado.

Dr. Rubén Alvarado, encargado del proyecto Clan.

Dr. Rubén Alvarado, encargado del proyecto Clan.

La denominaron Clan, haciendo alusión al propio equipo autor de esta plataforma, integrado, en su mayoría, por investigadores jóvenes y provenientes de distintas partes del mundo.

“Imaginamos que nuestros adolescente usuarios también serían diversos”, aseguró la investigadora estadounidense, Sara Schilling.

Además, como había que hacerlo atractivo para adolescentes, el equipo prestó suma atención a la identidad visual del proyecto y en donde, por ejemplo, las gráficas promocionales muestran personajes imposible de clasificar por características de género.

Pero, ¿cómo funciona esta plataforma y cuáles son los resultados obtenidos hasta el momento?

Teniendo como base a la interacción, Clan propone chats, foros, retos, línea de emergencia y monitoreo de ánimo, que hasta el momento han sido probados en tres colegios de Santiago.

El doctor Rubén Alvarado indicó cuales son las temáticas que los adolescentes encontrarán en Clan.

“Los contenidos son específicos del área de salud mental. Saber cuándo estás deprimido o estresado. Pero también hay otros contenidos que se refieren a otros aspectos de la vida entre los jóvenes, como las diferencias de género y aspectos como la comunicación. De hecho esta plataforma te incentiva a hacer actividades con amigos”.

Justamente a las actividades a las que Alvarado hace referencia, son retos de autoestima, vida social, alimentación, parejas, medioambiente, que permitirán que los usuarios puedan hacer evolucionar el avatar que crearon, tal como si se tratara de un personaje de ficción.

Equipo de investigadores de Clan.

Equipo de investigadores de Clan.

En este último aspecto -es decir, en la construcción del producto final- fue trascendental el rol que jugaron los ingenieros del Departamento de Ingeniería Industrial de la Universidad de Chile.

Sebastián Ríos, director alterno del equipo de ingenieros de Clan, entregó detalles a este medio de lo que fue su rol en este proyecto.

“Nosotros teníamos reuniones con los chicos de salud pública, íbamos en conjunto elaborando el software durante los dos años que duró el proyecto, entendiendo cuáles eran las necesidades de los muchachos. Hoy es una plataforma muy amistosa para la experimentación sobre los factores que son de riesgo en jóvenes”.

Para el doctor Rubén Alvarado este proyecto cobra hoy suma relevancia en épocas donde estudiantes secundarios suelen cuestionar la sobrecarga académica como causante de estrés y otras enfermedades mentales.

Financiado en toda su primera etapa por el Fondo de Fomento al Desarrollo Científico y Tecnológico (Fondef), y cuyos pilotos han sido favorables en su aplicación a casi 400 alumnos de Santiago, Clan acaba de adjudicarse nuevamente el mismo fondo este año y se espera pueda ser aplicado en nuevas comunas.