Diario y Radio U Chile

Año XI, 7 de diciembre de 2019

Escritorio

Ley Arcis: La iniciativa que busca mejorar los procesos administrativos en el cierre de una universidad

Estudiantes de dicho plantel, junto a parlamentarios han preparado un proyecto que permita mejorar la legislación que regula el actuar de un administrador provisional. La propuesta fue preparada tomando en cuenta los problemas que sufrieron los estudiantes de dicha casa de estudios en su cierre en 2017.

Andrea Bustos C.

  Sábado 6 de julio 2019 13:32 hrs. 
ARCIS

Durante los próximos días la Federación de Estudiantes de la Universidad Arcis, junto a algunos parlamentarios, esperan presentar un proyecto de ley que mejore la Ley 20.800 que establece un administrador provisional y de cierre para instituciones de educación superior.

El objetivo de las modificaciones es que ante nuevos cierres no se presenten los mismos problemas que han debido enfrentar los alumnos de la Universidad Arcis, cerrada en 2017.

En el proceso hubo fichas de estudiantes extraviadas, alumnos que no estaban en la nómina oficial entregada por el plantel educacional, problemas en la firma de convenios para continuar con sus carreras profesionales, o estudiantes que han debido esperar por largos períodos de tiempo para titularse.

Incluso, Marcelo Castillo, estudiante de Derecho en la sede Concepción, falleció de cáncer mientras esperaba poder titularse, una situación que en febrero fue visibilizada como símbolo del nivel de problemas que han tenido que enfrentar los alumnos para poder terminar con sus procesos académicos.

El cierre de este establecimiento de educación superior no ha sido aislado, pues la misma situación se ha repetido con la Universidad del Mar, la Iberoamericana y la del Pacífico, hechos que han motivado a la FEUARCIS a presionar para mejorar la legislación en lo que refiere al tratamiento del fin de un establecimiento de educación superior.

uarcis

El proyecto establece, entre otras cosas, que “una vez ingresado el administrador provisional a la institución de educación, se deberá formar una mesa triestamental integrada por las organizaciones representantes de estudiantes, docentes y funcionarios elegidos democráticamente a través de votación universal” para participar de forma vinculante con él en materias administrativas y académicas de la universidad.

Además, se solicita que la figura del administrador, ya sea provisional o de cierre, esté obligado a reconocer certificados de matrícula, egreso y convalidaciones realizadas previamente por la institución, misma tarea que deberá cumplir la eventual universidad donde puedan ser reubicados los estudiantes.

Beatriz Jorquera, presidenta subrogante de la FEUARCIS, comentó con nuestro medio que “como Federación apoyamos este proyecto por una solución para todos los estudiantes que estén pasando por el mismo proceso que nosotros, porque tengan la certidumbre de que pueden terminar sus estudios y sus carreras de manera decente. Por ellos, por sus familias y por todo lo que hemos pasado apoyamos la ley”.

Se agrega en el proyecto que se deben respetar los aranceles establecidos con anterioridad al cierre, y que no se podrán aumentar, así como también mantener los reglamentos y garantizar la cautela de la documentación de los alumnos, junto con pactar en un plazo no superior a seis meses, desde el inicio de mandato del administrador, un convenio con el Consejo Nacional de Educación para facilitar procesos de titulación.

“Todo conflicto de competencia suscitado entre el liquidador o veedor y el administrador provisional o de cierre y el liquidador o veedor, deberá ser resuelto por la División de Educación Superior”, indica también el texto que está próximo a ser presentado en la Cámara de Diputados.

Sandra Beltrami, ex presidenta de la FEUARCIS durante el período de cierre del plantel, señaló que la importancia del proyecto radica en que busca mejorar los problemas que tiene la ley actual, los que el cierre de la Universidad Arcis dejó en evidencia.

sandra-beltrami

“Pensamos que  significa un gran aporte porque hay que recordar que la ley 20.800, que se probó por primera vez en la Universidad Arcis, es una ley que realmente ha sido letra muerta, que vulnera los derechos de los estudiantes, que no los garantiza en absoluto. De hecho, en estos momentos hay estudiantes que no pueden obtener sus títulos universitarios, ni siquiera tenemos un registro académico completo de todos los estudiantes de la universidad”, indicó.

Agregó que “emplazamos al Ejecutivo a que apoye este proyecto de ley, que realmente pueda ser transversal, que va en beneficio de todos los estudiantes de Chile, porque nadie puede estar esperando cuatro o cinco años un título universitario, eso realmente es algo que vulnera nuestros derechos fundamentales”.

Respecto de la reubicación se indica en el texto a presentar que “el administrador provisional o de cierre, una vez decretada la quiebra de la institución, tendrá un plazo máximo de tres meses sin derecho a prórroga para establecer un convenio con una institución de educación superior de preferencia estatal o en segundo lugar perteneciente al Consejo de Rectores (…)En ningún caso el servicio académico podrá ser suspendido, puesto que el liquidador o veedor no se encuentra facultado para poner término de giro a la institución”.

El proyecto ha sido preparado por los estudiantes de la Universidad Arcis y cuenta también con el apoyo de parlamentarios como Camila Rojas y Gonzalo Winter, ambos integrantes de la Comisión de Educación de la Cámara. Al respecto el diputado Winter comentó que es fundamental que se pueda discutir a la brevedad.

Imagen-Panel-El-Chile-que-Viene-84

“Los estudiantes después de sufrir todo lo que significa el cierre de una universidad también muchas veces sufren lo que significa el proceso de reubicación, y con esto se podría evitar que en el futuro se repitan, por ejemplo, establecimientos de nuevas condiciones académicas o de nuevas condiciones económicas que los estudiantes no pueden afrontar en las universidades que reciben a los que vienen de las que han cerrado”, dijo el militante de Convergencia Social

“Esperamos que la tramitación sea rápida y la acogida sea transversal porque el proyecto recoge un trabajo en conjunto con estudiantes y otros actores que sufrieron en carne propia la crisis que este modelo de mercado ha generado en la universidad, y que saben mejor que muchos expertos donde es necesario hacer las mejoras”, afirmó.

Desde la FEUARCIS esperan presentar oficialmente el proyecto e ingresarlo a la Cámara de Diputados durante esta semana, y que su tramitación sea ágil y positiva para que pueda aprobarse antes de que nuevos cierres de universidades privadas provoquen un sinfín de problemas en sus estudiantes.