Diario y Radio U Chile

Año XI, 25 de agosto de 2019

Escritorio

Militarización contra el narcotráfico: un paso atrás en el debate latinoamericano

El Decreto Supremo que faculta la intervención de las Fuerzas Armadas en las fronteras para combatir el narcotráfico, ha generado diversas reacciones en contra. El especialista en políticas de defensa, Marcos Robledo, conversó con Radio Universidad de Chile y precisó que casos similares en América Latina han fracasado.

Eduardo Andrade

  Miércoles 10 de julio 2019 19:02 hrs. 
Portada

La última iniciativa del Gobierno ha desatado diversas opiniones en el ámbito político. Y es que este martes, a través de un Decreto Supremo, el presidente Sebastián Piñera anunció que las Fuerzas Armadas colaborarán con el control del narcotráfico en las fronteras con Perú, Bolivia y Argentina.

Una de las primeras hipótesis planteadas por los analistas luego de este anuncio es que, ante las cifras presentadas por el Ejecutivo y que hablan del aumento del narcotráfico en las fronteras, el hecho denotaría algunas falencias en las instituciones policiales encargadas de custodiar dichos espacios.

Así, por ejemplo, para el académico del Instituto de Asuntos Públicos de la Universidad de Chile, Felipe Agüero, esta situación bien podría empezar a resolverse respetando las funciones determinadas de cada institución.

“Hay una presencia mayor de narcotráfico y eso requiere mejorar los instrumentos que se tienen para esas funciones. Requiere mejor policía, mejor inteligencia y mejor investigación. Esas son las cuestiones que hay que reforzar, y si se necesitan también mayores controles en la frontera, bueno, los que están encargados de vigilar las fronteras en Chile son Carabineros”, criticó el académico.

Felipe Aguero.

Felipe Agüero.

La otra posibilidad respecto del porqué de esta medida, según Agüero, tiene que ver con el afán comunicacional que este Gobierno ha mostrado, incluso, a través de otras iniciativas.

Esto, en opinión del especialista en políticas de defensa, Marcos Robledo, cobraría mayor relevancia, sobre todo, porque se trata de un decreto que, hasta el momento, no ha aportado nada nuevo sobre el rol de las Fuerzas Armadas y su nivel de colaboración en la lucha contra el narcotráfico.

Aunque desde el Ejecutivo se ha anunciado que estas labores tendrán que ver con vigilancia, apoyo logístico, tecnológico y de transporte, según Robledo, la Armada Chilena ya cumple con algunos roles de policía marítima, sobre todo en el norte del país, y lo mismo sucede con la Fuerza Aérea.

Además, en conversación con nuestro medio, Robledo hizo énfasis en que el estilo de formación que reciben las instituciones militares han traído como consecuencia el aumento de la violencia en zonas donde se les ha encargado colaborar con la lucha anti narcotráfico.

Marcos Robledo.

Marcos Robledo.

“Toda la experiencia en América Latina muestra que, a pesar de que ha habido una tendencia de otorgar a las Fuerzas Armadas un rol mayor en la lucha contra el narcotráfico, ha sido un fracaso. En toda América Latina esta ha sido militarizada y también en Estados Unidos. Hoy, mientras el resto de la región se discute el abandono de la militarización de la lucha contra la droga, en Chile se militariza”, sentenció Robledo.

Desde el Congreso Nacional, algunas voces también han sido bastante críticas con la medida. Así, el diputado que preside la Comisión de Defensa, Jorge Brito, aseguró que está a favor del control del narcotráfico, pero desde la responsabilidad y desde otro tipo de alternativas.

“Es importante que el presidente Piñera hable en serio, y eso significa acoger las recomendaciones de los expertos en cuanto a centralizar los esfuerzos para combatir el narcotráfico. Hoy ya hay un traslape entre la PDI y Carabineros, y nosotros les proponemos una agencia especializada en el combate al narcotráfico y una nueva política de drogas”, precisó Brito.

Jorge Brito.

Jorge Brito.

Según el ministro Andrés Chadwick, y en defensa de este polémico decreto, el problema con la extensión de las fronteras chilenas requiere determinado apoyo tecnológico que solo está disponible en las instituciones militares.

Hasta el momento, el Gobierno no ha manifestado algún vínculo de esta medida con la situación de la migración, especialmente en las fronteras con Perú y Bolivia, ni con otro tipo de situaciones que podría tener la participación de las Fuerzas Armadas.

De igual manera, desde la Comisión de Defensa de la Cámara de Diputados se ha citado al ministro de Defensa, Alberto Espina, para que indique mayores alcances de esta medida.