Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Museo de la Memoria expone tres de las obras más icónicas de Graciela Sacco

Las piezas llegan a Chile en el marco de Bienalsur 2019, segunda edición del evento de arte contemporáneo más destacado de Argentina a nivel internacional.

Diario Uchile

  Jueves 18 de julio 2019 10:18 hrs. 





Presencias. Ese es el nombre de la muestra que llevará al Museo de la Memoria y los Derechos Humanos, en el marco de Bienalsur 2019, la obra de Graciela Sacco.

La artista ha sido galardonada con numerosos premios, entre ellos, Artista del año, que es otorgado por la Asociación Argentina de Críticos (2001) y el Premio Konex (2002-2012), entre otros. Además, ha publicado una gran cantidad de libros sobre sus obras, que al igual que su trayectoria, han sido destacados en el medio artístico mundial. Es más, hoy su trabajo es parte de colecciones internacionales en importantes instituciones tanto públicas como privadas.

La trayectoria de la artista argentina se enmarcó principalmente en la fotografía, video e instalación. Sus producciones utilizan la luz y la gráfica, mediante las que se invita a reflexionar sobre asuntos políticos y sociales. Aquella materialización de las ideas e instalación de conceptos han construido una fuerte identidad en el trabajo de la artista que le ha traído el reconocimiento internacional.

T4 - Graciela Sacco

Bajo la curaduría de Diana Wechsler del equipo de BIENALSUR, Presencias aborda el tema de los tránsitos, las migraciones y los destierros. Son afirmaciones que refuerzan la incertidumbre, cuestionan las posiciones entre “nosotros” y los “otros”, rebaten cualquier certeza construida durante siglos sobre los modos de control de espacios y territorios:

Así, por ejemplo, en la obra ¿Quién fue?, Sacco utiliza un dedo acusador impreso en distintas superficies y ubicados en diferentes lugares del espacio público (ventanales, muros, zonas de paso), con la certeza de que la experiencia de tránsito de cada uno de los sujetos que camina por los distintos espacios es singular, subjetiva y se ubica en el tiempo ahora de cada espectador. Por eso esta acción se sitúa en un presente continuo actualizándose en la mirada de cada uno de ellos.

Ojos, por su parte, fue una obra inaugurada por la artista en Venecia, donde colocó ojos de “extranjeros” por toda la ciudad. Sobre muros, columnas, puentes, escaleras, pasajes, Sacco traspone pares de ojos sobre acrílico que interpelan, sorprenden o interrogan a quienes los enfrentan.

Finalmente, T4 corresponde a una videoinstalación filmada en la estación madrileña del mismo nombre, en la que se ven las sombras de gente que transita en un loop infinito. Todas estas obras podrán ser vistas en distintos espacios del Museo de la Memoria, entre el 19 de julio y el 4 de agosto.