Diario y Radio U Chile

Año XI, 8 de diciembre de 2019

Escritorio

Nodo XXI y el problema de las nuevas tecnologías: solo están enfocadas en aumentar la productividad

En conversación con Diario y Radio Universidad de Chile, el director de la Fundación Nodo XXI, Giorgio Boccardo, se refirió al avance de nuevas tecnologías en materia laboral y criticó al Gobierno de Sebastián Piñera por tener políticas "sumamente conservadoras, en las que Chile lo único que puede hacer es adaptarse".

Diario UChile

  Jueves 18 de julio 2019 18:59 hrs. 
foto-7 (11)

Desde hace años que se viene hablando de la importancia y las implicancias de los avances tecnológicos en materia laboral. La desaparición de trabajos llamados “tradicionales” como consecuencia de ciertos avances, la automatización de algunas labores y el miedo a perder la fuente de trabajo han hecho que este sea un tema que hoy en día preocupa a miles de trabajadores y trabajadoras en Chile.

Un debate público que aún no ha logrado permear por completo el ámbito político, por lo que la Fundación Nodo XXI y la diputación de Giorgio Jackson decidieron tomar acción y construir una red que elabore diagnósticos y genere iniciativas legislativas.

En conversación Diario y Radio Universidad de Chile, el investigador del Departamento de Sociología de la Universidad de Chile y director de la Fundación Nodo XXI, Giorgio Boccardo, explicó cómo surgió esta idea.

“Nuestro diagnóstico es que tanto el debate público como las políticas e iniciativas del Gobierno han sido conservadoras y adaptativas. Entonces, en ese contexto, con la diputación de Giorgio Jackson y la Fundación decidimos tomar una iniciativa más activa, convocando a expertos e intelectuales y gente que está investigando sobre estas materias”, dijo.

“Esto, para tratar de construir una red que no solo elabore diagnósticos correctos, sino también sea capaz de tomar iniciativas en términos de políticas públicas, proyectos de ley, en vinculación con los actores sindicales y sociales que hoy día están sufriendo las consecuencias de una automatización que ha sido poco relevada tanto por las políticas públicas como por el Estado”, añadió el director de la Fundación Nodo XXI.

La Fundación Nodo XXI y la diputación de Giorgio Jackson ya comenzaron la acción conjunta por la creación de la Red para el Futuro del Trabajo.

La Fundación Nodo XXI y la diputación de Giorgio Jackson ya comenzaron la acción conjunta por la creación de la Red para el Futuro del Trabajo.

En esa línea, Boccardo sostuvo que el problema es que hoy en día las nuevas tecnologías están enfocadas en la productividad, lo que perjudica a las y los trabajadores. Para él, lo más importante, es cambiar ese enfoque.

“Las tecnologías hoy en día y el grado de desarrollo que tienen, nos permitirían generar niveles de bienestar y nuevas posibilidades de desarrollo humano ilimitadas. Por lo tanto, el problema es el uso concreto que hoy se le da a las tecnologías en la producción, que básicamente están enfocadas en aumentar la productividad. Cuando ese es el foco de las nuevas tecnologías, evidentemente perjudica a los trabajadores y trabajadoras”, sostuvo Boccardo.

Asimismo, el director de la Fundación Nodo XXI planteó algunas de las medidas que, en su opinión, debieran implementarse en el país para permitir el acceso de las nuevas tecnologías sin avanzar en procesos de precarización del trabajo u otros derechos.

“La experiencia comparada lo que te indica es que hay dos variables que son claves para la apropiación positiva de las tecnologías. Una, es una participación activa del Estado en políticas de 10-15 años que no solamente tienen que ver con el rol clásico subsidiario que se le da en Chile, no solamente con políticas de re conversión, sino que el Estado lidere políticas activas de uso de nuevas tecnologías. Hay un enorme potencial, pero para eso se requiere de un Estado cualitativamente distinto al que tenemos hoy día. Y el segundo, un rol activo de los sindicatos”, señaló el director de Nodo XXI.

Finalmente, Boccardo criticó al Gobierno actual por tener políticas que calificó como “sumamente conservadoras, en las que Chile lo único que puede hacer es adaptarse”, por lo que no se han generado las condiciones para que el país haga el “cambio de switch” necesario para  abrazar las nuevas tecnologías.