Diario y Radio U Chile

Año XI, 20 de agosto de 2019

Escritorio

Mujeres en zonas de sacrificio: “El Ejecutivo es el único testarudo que no quiere realizar los cambios estructurales”

El informe solicitado por la Defensoría de la Niñez concluyó que el Estado de Chile no ha cumplido la Convención sobre los Derechos del Niño.

Andrea Bustos

  Domingo 4 de agosto 2019 15:33 hrs. 
quintero

A casi un año de las intoxicaciones masivas que hubo en Quintero y Puchuncaví, se dio a conocer el estudio realizado por la Universidad Católica de Valparaíso en conjunto a la Defensoría de la Niñez, que reveló que en la zona se han vulnerado 17 derechos de niños y niñas en episodios de contaminación.

Una situación que para los habitantes de la zona pone nuevamente en evidencia la necesidad de frenar de una vez por todas las industrias en el sector.

El informe solicitado por la Defensoría de la Niñez concluyó que el Estado de Chile no ha cumplido la Convención sobre los Derechos del Niño, y que aproximadamente mil niños y niñas han tenido que cambiar sus hábitos y estilos de vida por la contaminación que existe en Quintero y Puchuncaví.

Además, se agrega que tienen pocas posibilidades de realizar actividades al aire libre y que sufren una constante pérdida de clases.

Al respecto, la defensora de la Niñez, Patricia Muñoz, lamentó la situación que deben enfrentar en Quintero y Puchuncaví. “Hemos logrado entender la magnitud y el impacto que genera la contaminación que ellos viven en la zona, provocando situaciones que evidentemente implican una incidencia muy negativa en su desarrollo vital”, señaló.

Desde el Gobierno, la ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, defendió las medidas que han implementado como autoridades, y dijo que se han podido bajar los peak de dióxido de azufre, y que permitirán descontaminar la zona en tres años.

Sin embargo, para Marta Aravena, vocera de Mujeres en zonas de sacrificio, el Gobierno no se ha hecho cargo del problema como corresponde. “Aquí es el Ejecutivo el único testarudo que no quiere realizar los cambios estructurales por privilegiar los intereses económicos”, denunció.

Además, Marta Aravena indicó que a un año de las intoxicaciones masivas la situación para los vecinos de Quintero y Puchuncaví no ha cambiado mucho. “El señor Piñera debe hacerse cargo de sus palabras ante la ONU y que cumpla todo lo que ahí dijo. Que íbamos a ser atendidos por especialistas, que hasta el minuto no los tenemos,el Hospital de Quintero adolece de muchas cosas y sigue en las mismas condiciones que estuvimos el año pasado”, afirmó.

Asimismo, Aravena señaló que el Gobierno todavía está al debe de exámenes toxicológicos.

Este informe sobre la vulneración a niños y niñas, se suma a la sentencia de la Corte Suprema conocida a fines de mayo, en la que el máximo tribunal revocó un fallo de la Corte de Apelaciones de Valparaíso y, en su lugar, acogió los recursos de protección interpuestos por la comunidad y distintas organizaciones ciudadanas.