Diario y Radio U Chile

Año XI, 8 de diciembre de 2019

Escritorio

Senador Huenchumilla y Ley Antiterrorista: “El debate en Chile está pendiente”

En entrevista con el programa Radioanálisis, el democratacristiano analizó lo que generó la votación de la Ley Corta Antiterrorista, y señaló que "hoy el resultado es una ley mala sin un compromiso concreto del Gobierno", por lo que es necesario avanzar en conversaciones de fondo para modificar le legislación vigente.

Diario UChile

  Viernes 9 de agosto 2019 16:25 hrs. 
Huenchumilla critica

El pasado miércoles el Senado aprobó, con 32 votos a favor, seis en contra y dos abstenciones, la Ley Corta Antiterrorista, iniciativa del Ejecutivo que busca ampliar las facultades de las Fuerzas de Orden y Seguridad y las del Ministerio Público, para investigar los delitos de carácter terrorista.

En su discusión, causó varios roces en la política nacional, esto porque desde la oposición no estaban seguros de aprobar la ley, por lo que, desde la DC, el senador por La Araucanía, Francisco Huenchumilla, intentó generar un acuerdo entre Gobierno y oposición.

Finalmente el posible pacto fracasó y llevó al legislador a mantener su postura inicial en contra y rechazar la ley corta en su votación.

En conversación con Diario y Radio Universidad de Chile, el senador Huenchumilla analizó lo ocurrido y señaló que se quedó con un sabor amargo, pues a pesar de criticar la ley, la oposición de todas formas entregó su apoyo.

“Todos los discursos mayoritariamente de la centro izquierda fueron en contra de la Ley Antiterrorista, pero después de hacer el diagnóstico de que se trata de una ley mala se termina votando a favor de esa ley mala, a darle mayores facultades en términos de técnicas intrusivas. Entonces, hay una suerte de contradicción en que a una ley que es catalogada como enferma y que está cuestionada en su legitimidad se le termine dando facultades especiales de técnicas intrusivas en la intimidad de las personas”, comentó.

Huenchumilla

“Se pierde el debate de fondo que es la necesidad de que Chile cuente con una nueva legislación antiterrorista moderna”, señaló Huenchumilla.

En la misma línea, el senador democratacristiano dijo que es necesario clarificar con el tiempo que el verdadero problema es la Ley Antiterrorista, y que necesita un debate profundo porque “no da el ancho de los estándares académicos, jurídicos y políticos”.

Además, Huenchumilla indicó que la defensa del Gobierno a este proyecto responde a posicionarse de forma positiva comunicacionalmente.

“Se pierde el debate de fondo que es la necesidad de que Chile cuente con una nueva legislación antiterrorista moderna, al estilo que tienen los países europeos, entonces ese debate en Chile está pendiente y, mientras tanto, el Gobierno para apagar los incendios que tiene opta por lo mas fácil, que es mandar un proyecto corto con efectos comunicacionales, presionando por esa vía y, en general, todo el mundo cae en ese juego, porque dicen como vamos a votar en contra de esto, pero no se dan cuenta que el verdadero mal está en la legislación de fondo“, explicó.

Sin embargo, aclaró que los legisladores no deben caer en la tentación de medidas populistas para quedar bien con la ciudadanía, y más bien deben tener claro que lo importante es avanzar en debates profundos.

ley antiterrorista

La Ley Corta Antiterrorista fue aprobada en general por el Senado con 32 votos a favor, seis en contra y dos abstenciones.

Por otra parte, el legislador abordó también los aspectos que debe tener una nueva Ley Antiterrorista y dijo que lo primero es aclarar qué se entiende por delito terrorista: “De los 90 hasta la fecha la ley ha sufrido numerosas modificaciones, pero el núcleo central de lo que se entiende por delito terrorista no cumple, como dicen los profesores de derecho penal, con el principio de legalidad, es decir, tener un un delito tipificado claramente, que no se preste para interpretaciones, que no sea vago”, dijo.

“Después hay aspectos procesales en la actual ley que también están cuestionados, porque el imputado prácticamente carece de todo tipo de derechos conformes a los estándares de derechos humanos y, efectivamente, tampoco la ley da el ancho en esa materia”, agregó.

Respecto del posible acuerdo que se quería cerrar con el Gobierno, y que él mismo encabezó, el senador Francisco Huenchumilla indicó que ya no fue posible, pues la idea era que se hiciera algo formal, escrito y público al país. Por lo que ahora solo queda confiar en la voluntad del Ejecutivo de discutir y avanzar en cambios a la ley actual.

“Hoy el resultado es una ley mala sin un compromiso concreto del Gobierno y a eso se le suma una ley corta aprobada que da más facultades a una ley cuestionada, así que lógicamente el balance político es negativo”, sentenció.