Diario y Radio U Chile

Año XII, 5 de agosto de 2020

Escritorio MENÚ

“41 horas”: los cambios al proyecto de adaptabilidad laboral que incomodan en el oficialismo

Pese a que el lunes pasado los líderes de la UDI y Renovación Nacional se cuadraron con el proyecto del Ejecutivo, durante los últimos días han aumentado las voces que cuestionan el error que habría cometido el Gobierno al ceder frente a las presiones de rebajar la jornada laboral.

Diario Uchile

  Domingo 18 de agosto 2019 15:19 hrs. 





Hace poco menos de un mes que la comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados aprobó en general la moción de las diputadas Karol Cariola y Camila Vallejo que busca rebajar la jornada laboral a 40 horas semanales.

A partir de esa fecha  la iniciativa comenzó a adquirir respaldo no sólo de los parlamentarios y partidos políticos, sino que de la opinión pública en general.

De ahí que el Gobierno pusiera en marcha una estrategia político-comunicacional en la que, en una primera instancia, buscaba desacreditar el proyecto de la oposición, argumentando que afectaría la productividad o que sería  inconstitucional.

Sin embargo, y luego de que varios diputados y senadores oficialistas optaran por apoyar la iniciativa opositora, el Ejecutivo decidió contraatacar y modificar su propuesta original de adaptabilidad laboral rebajando la jornada promedio a 41 horas.

Y pese a que el pasado lunes los integrantes de Chile Vamos se mostraron alineados frente al proyecto de La Moneda, lo cierto es que en la coalición oficialista todavía resienten la estrategia adoptada por el Ejecutivo, la que incluyó “ceder frente al Partido Comunista”.

Según señaló el subsecretario del Trabajo, Fernando Arab, al Gobierno le faltó haber “hecho las cosas mejores” para distinguir los dos proyectos que reforman la jornada laboral.

Asimismo, la autoridad junto con señalar  que se trata de dos iniciativas distintas y que “ni siquiera son comparables”, sí reconoció que “quizá nos faltó comunicar de mejor manera algunos puntos del proyecto”.

271146_3_5d4ca6b6483e6

El ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg junto al subsecretario Fernando Arab

Misma visión expresó el presidente de Evópoli Hernán Larraín Matte quien admitió un error de Chile Vamos en el manejo del debate por jornada laboral: “Tenemos que asumir que hubo un déficit político”.

En esa línea, el dirigente recalcó que las cosas “se podrían haber hecho mejor” y recalcó que “da la impresión de que por la fuerza de las encuestas y una muy lamentable foto con parlamentarias comunistas, el Gobierno se vio forzado a reaccionar y no lo hizo de la mejor manera”.

Junto con ello, el hijo del ministro de Justicia, aseguró que en su partido apoyará el proyecto original del Ejecutivo.

En tanto, este domingo el senador de ese partido, Felipe Kast también deslizó críticas a la conducción del Gobierno en esta materia.

“Yo creo que (el Gobierno) se apresuró”. En el fondo, yo habría preferido un modelo en el que hubiéramos dicho acá hay una demanda ciudadana pero también enfrentamos otras dificultades como por ejemplo los robots que están cambiando por completo la forma en cómo se está generando el mundo del trabajo”.

Desde esa perspectiva el senador por la región de La Araucanía manifestó que “desgraciadamente un par de parlamentarios no quisieron estar fuera de la foto simplemente por subir un par de puntos de popularidad. Tenemos que dejar de lado la política del raiting” expresó.