Diario y Radio U Chile

Año XI, 21 de septiembre de 2019

Escritorio

Vaticano investiga al sacerdote Bernardino Piñera por presunto abuso sexual contra menor

"Doy fe de que, durante mi larga vida sacerdotal que comenzó en 1945, siempre he tenido una conducta intachable", declaró el religioso a través de un comunicado.

Diario UChile

  Martes 20 de agosto 2019 16:30 hrs. 
bernardino-piñera-defensor-de-pedofilos-2

El Vaticano anunció este martes que abrió una investigación previa luego de recibir una denuncia en contra del arzobispo emérito de La Serena Bernardino Piñera, tío del Presidente Sebastián Piñera, por un supuesto abuso sexual contra un menor de edad.

“La Santa Sede”, detalló la Nunciatura Apostólica, ordenó una “investigación previa para averiguar si es verosímil la denuncia de un presunto abuso sexual a un menor de edad, que habría sido cometido hace más de 50 años por monseñor Bernardino Piñera Carvallo, arzobispo emérito de La Serena”, dice el comunicado. “Se está en contacto con la persona que ha presentado la denuncia y, al mismo tiempo, se está actuando en el respeto del principio de la presunción de inocencia”, agregó la IglesiaCatólica.

Bernardino Piñera es tío del Presidente Sebastián Piñera y, desde 2016, el obispo más anciano del mundo. Había sido apuntado como encubridor de los abusos cometidos por el ex arzobispo de La Serena, José Cox.

Bernardino Piñera es tío del Presidente Sebastián Piñera y, desde 2016, el obispo más anciano del mundo. Había sido apuntado como encubridor de los abusos cometidos por el ex arzobispo de La Serena, José Cox.

Una indagatoria que se podría cruzar con las dos que lleva el Ministerio Público en contra del ex arzobispo de La Serena, José Cox, -quien además enfrenta otra de tipo canónica por una denuncia en Alemania-, por abuso sexual contra menores. Abel Flores, uno de los denunciantes de Cox, ya había insistido en que Piñera estuvo presente y que había presenciado en más de una ocasión los abusos que José Cox cometió en contra de él.

Ante la noticia, fue el mismo sacerdote acusado quien se defendió. Mediante un comunicado, Bernardino Piñera sostuvo que “manifiesto desconocer la acusación que le ha dado origen y ofrezco mi plena disposición a colaborar en el esclarecimiento de la misma”.

“Doy fe de que, durante mi larga vida sacerdotal que comenzó en 1945, siempre he tenido una conducta intachable”, finalizó.