Diario y Radio U Chile

Año XI, 18 de septiembre de 2019

Escritorio

Reforma tributaria: Un complejo proyecto oficialista que marca fisuras en la oposición

Aunque la Democracia Cristiana ya comprometió los votos para la aprobación de uno de los proyectos emblema de la segunda administración de Sebastián Piñera, hay un punto en el que no todos los parlamentarios falangistas están de acuerdo: la reintegración del sistema tributario.

Rodrigo Fuentes

  Jueves 22 de agosto 2019 8:20 hrs. 
SIIWEB

Luego que el Ejecutivo se quedara sin la posibilidad de presentar nuevamente las indicaciones que no había logrado pasar en la Comisión de Hacienda, el panorama ante la votación en Sala del Proyecto de Reforma Tributaria navega en aguas turbulentas.

Los ánimos se crisparon luego de las bulladas declaraciones de la ministra vocera de Gobierno, Cecilia Pérez, respecto de las redes de narcotráfico que estarían presentes en el Partido Socialista. Pese a la solicitud de retractación y de ofrecer disculpas exigida por la colectividad, la secretaria de Estado no echó pie atrás e incluso fue respaldada por el propio Primer Mandatario.  Sin embargo, lo que pone en riesgo la llamada modernización tributaria del Estado promovida por la segunda administración del presidente Pïñera no es un fruto de una articulación de la oposición, sino que es fuego amigo, ya que el no poder realizar indicaciones se debe a que  los diputados rechazaron, con votos de representantes de Chile Vamos, la posibilidad de extender el horario y presentar más tarde las modificaciones por parte del Ejecutivo.

“La derecha, pensando que perjudicaban a la oposición, impidió que el gobierno presentara sus indicaciones, porque llegó 20 minutos atrasado. Y eso significa que no podrá reponer varios puntos y que el proyecto irá al Senado sin el beneficio de la repatriación capitales, y que la norma antielusión quedará casi igual como está hoy, porque en ese artículo perdió casi todo”, señaló el presidente de la Comisión de Hacienda, Daniel Núñez (PC).

La discusión en Sala de este jueves se da luego que la comisión de Hacienda de la Cámara Baja despachara en general el proyecto de ley con los votos de la Democracia Cristiana, cumpliendo así su su apoyo a uno de los puntos más polémicos de la prenormativa, la denominada reintegración impositiva.

En este sentido, la colectividad de la franja se ha distanciado de los demás partidos de oposición que han anunciado su voto contrario a este punto.

Recordemos que el Partido Socialista, PPD y el Partido Radical, como instancia política denominada Convergencia Progresista, expresaron que, como bloque, rechazarán el artículo en particular que integra el pago de gravámenes.foto_0000002720190819184041

Al respecto, el diputado PS Manuel Monsalve, indicó que la llamada modernización tributaria es un “mal proyecto”, especialmente en los aspectos sobre reintegración y evasión del pago de cargas.  

Para el también integrante de la comisión de Hacienda de la Cámara, volver al sistema impositivo instaurado en dictadura significa disminuir a cero el impuesto pagado por las grandes empresas y sus dueños, un sector económico constituido por aproximadamente 25 mil personas, que en total dejarán de cancelar al fisco unos 800 millones de dólares.

La integración permite pagar menos a los más ricos de Chile, propietarios de las grandes compañías, quienes van a tener un crédito tributario del cien por ciento de la carga de primera categoría que paga la empresa, deducido también en su gravamen personal. En cambio, el resto de 17 millones de chilenos va a pagar más, porque van a tener que hacerse cargo de la boleta electrónica, imposiciones a las plataformas digitales. La idea es que los que tienen más paguen más, por eso creo que este es el principal defecto de la iniciativa y por eso hay que rechazarlo”, afirmó.

257043_2_5cac87ba29889En conversación con Radio y Diario de la Universidad de Chile, el diputado socialista alertó también sobre el debilitamiento, a través de esta modificación legal, de la norma general anti elusión, que actualmente permite fiscalizar, sancionar y evitar que acaudalados contribuyentes eludan el pago de impuestos.

Precisó que además de reducir los gravámenes para un grupo de empresas que hoy pagan un 9,45 por ciento, estos cambios generarán beneficios tributarios para las utilidades retenidas, por lo que aseveró, aumentarán las posibilidades de evasión y elusión disponibles para los dueños de grandes compañías.

“Chile ya firmó un convenio para obtener información en línea de todos los servicios de impuestos internos del mundo, por lo tanto, hoy día es posible saber quiénes son los chilenos que han llevado sus rentas a paraísos fiscales. Se puede fiscalizar, identificar y sancionar. Por eso, reponer beneficios tributarios para el reingreso de estos capitales al país no corresponde, y se tienen las herramientas para perseguir esta evasión tributaria, pero el gobierno seguramente insistirá en esta franquicia”, argumentó.

congreoDurante la discusión de este miércoles, en el pleno de la Cámara de Diputados, el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, criticó a aquellos que votarán en contra de la idea de legislar en general de la reforma tributaria.

Para el secretario de Estado, la reintegración, más que beneficiar a las personas más acaudaladas del país, favorecerá a los dueños de las pequeñas y medianas empresas.

“Este es un sistema que es más favorable para las Pymes, que lo están pidiendo, por eso no solo firmamos un acuerdo con la Democracia Cristiana, sino que también con 900 mil Pymes. Aquí hay incentivos muy potentes a la inversión, en la región de la Araucanía, cien por ciento de depreciación instantánea que hemos adelantado al primero de octubre de este año, plazos menores para devolver el IVA a crédito, del IVA exportador, a la adquisición de bienes de capital, entonces aquí hay una cantidad enorme de beneficios”, subrayó.

Este miércoles se discutieron, entre otros temas, las medidas de compensación junto con el concepto de “integración”, que es considerado el corazón de la reforma, en tanto en la mañana de este jueves se llevará a cabo la votación del proyecto en general y artículos en particular, un paquete completo que se concretará con la decisión de los legisladores pasado el mediodía.

Es en esa oportunidad que se verificará el rol clave que jugarán los 14 diputados de la Democracia Cristiana en la aprobación o rechazo de la Reforma Tributaria. Si bien el jefe de bancada, Gabriel Ascencio,  comprometió los votos con el Gobierno, no todos están de acuerdo con el eje central: la reintegración del sistema impositivo.