Diario y Radio U Chile

Año XII, 4 de abril de 2020

Escritorio MENÚ

Raúl Soto oficializa renuncia a la DC con críticas a Chahín: “No merece mi respeto”

El diputado por la región de O’Higgins llegó hasta el Servicio Electoral para firmar su salida de la Democracia Cristiana y ahí criticó al timonel de la colectividad, Fuad Chahín, por no haber tenido "la altura ética" para encontrar una salida al conflicto interno.

Tomás González F.

  Lunes 26 de agosto 2019 16:59 hrs. 





El diputado Raúl Soto ratificó lo que ya había anunciado la semana pasada y llegó hasta el Servicio Electoral para oficializar su renuncia al Partido Demócrata Cristiano. Una pugna interna entre el parlamentario y la directiva del partido que ya se venía manifestando desde el inicio de la discusión de la reforma de pensiones, en donde Soto, siendo presidente de la comisión de Trabajo de la Cámara y a diferencia de sus compañeros de la DC , manifestó abiertamente su rechazo frente a la iniciativa del Gobierno.

Sin embargo, la votación durante la semana pasada de la reforma tributaria fue la gota que rebalsó el vaso, en donde la médula del proyecto fue aprobada con los votos de la Democracia Cristiana, y fue tras esto que Raúl Soto anunció su renuncia. Pero ésta no se materializó hasta este lunes, cuando el diputado llegó hasta las oficinas del Servel para hacer efectiva la medida y ahí, Soto afirmó que la decisión es definitiva.

“Yo creo que esta decisión que he tomado hoy día, que ha sido dolorosa, difícil y que me ha costado varios meses llegar a esta convicción, es sin vuelta atrás”, señaló. “Yo espero, de corazón, que quienes se quedan para dar la pelea desde adentro, nuestros senadores, que asuman el liderazgo interno de organizar una disidencia que pueda disputar el poder interno de manera que podamos tener una Democracia Cristiana con su domicilio bien puesto en la oposición“, sostuvo el parlamentario.

El diputado por la región de O'Higgins, Raúl Soto, oficializó su renuncia al Partido Demócrata Cristiano ante el Servicio Electoral.

El diputado por la región de O’Higgins, Raúl Soto, oficializó su renuncia al Partido Demócrata Cristiano ante el Servicio Electoral.

El trámite de salida de un partido político se puede hacer de dos maneras: ya sea presentando una carta de renuncia ante el Servicio Electoral o presentando la misma al presidente del partido, en este caso, Fuad Chahín. En esa línea, Soto indicó que descartó acudir ante Chahín debido a que éste “no merece” su respeto.

“El presidente del partido, que no ha tenido ninguna deferencia conmigo, tampoco la merece. Creo que él no ha tenido la humanidad, la altura ética, moral, humana necesaria para poder tener una buena salida de este conflicto. Simplemente no merece ni mi atención ni mi respeto, es por eso que directamente presento mi renuncia acá en el Servel”, explicó el ex demócrata cristiano.

Finalmente, el parlamentario por la región de O’Higgins admitió acercamientos desde distintos sectores tanto del Frente Amplio como de la Nueva Mayoría, indicando que han sido “varios presidentes de partidos” los que lo han llamado para expresarle su apoyo y señalar que las puertas están abiertas.

Yo, a diferencia de mi ex partido, tengo los pies bien puestos en la oposición y así lo he demostrado en mi actuar tanto legislativo como político, por lo tanto ahí voy a seguir situado. Me imagino que como independiente por un buen tiempo, habrá que ver en términos administrativos y reglamentarios cómo retomo mi trabajo parlamentario a través de algún otro comité“, comentó el diputado de O’Higgins.

Sobre su futuro, Soto señaló que aprovechará la semana distrital para evaluar a qué comité parlamentario se integrará, ahora como independiente, mientras que confirmó acercamientos de los presidentes tanto del Partido Socialista, como del Partido Por la Democracia y del Partido Radical.

El diputado Raúl Soto había sido removido de la presidencia de la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados por su postura en rechazo a la reforma de pensiones presentada por el Gobierno.

El diputado Raúl Soto había sido removido de la presidencia de la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados por su postura en rechazo a la reforma de pensiones presentada por el Gobierno.