Diario y Radio U Chile

Año XI, 20 de octubre de 2019

Escritorio

Suicidio en Chile

Dr. Ramon Florenzano Cartas al Director |

  Martes 27 de agosto 2019 12:19 hrs. 

Señor Director:

La Academia Chilena de Medicina, dentro de su programa anual, ha realizado un evento sobre Suicidio en Chile para insistir en la necesidad de promover actividades diagnosticas, clínicas y preventivas sobre este problema, uno de los temas de salud pública emergentes en el país. La amplia respuesta de público, con asistencia de más de 400 profesionales de la salud y de las ciencias biomédicas y sociales, confirmó lo importante que es la labor educacional al respecto. La realización de este Seminario en la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile mostró como la más antigua institución de enseñanza en salud está aportando en la formación de sus estudiantes de pre y de postgrado. Entre los expositores diversos expertos, tales como el mismo presidente de la Academia, el doctor y profesor Rodolfo Armas Merino, otros profesores de Psiquiatría e investigadores en el tema, como los Drs. Andres Heerlein, Ramon Florenzano y Tomas Baader, y el encargado de Salud Mental del Ministerio de Salud, Dr. Matías Irarrazabal, aportaron ideas y enfoques novedosos sobre esta desgracia que afecta especialmente a nuestros jóvenes y sus familias.

El Dr Armas Merino en su ponencia recordó el mandato legal de la Academia de promover la promoción en un nivel superior del cultivo, el progreso y la difusión de la medicina, de las ciencias y de las artes. El suicidio toca a todas ellas, en especial a las ciencias sociales, a la medicina y a las familias. Un suicidio puede ser la peor tragedia que enfrente una familia, especialmente cuando se trata de jóvenes a quienes se les hizo intolerable su vida, cuestionándose muchas veces los familiares su co-responsabilidad en el hecho. La frecuencia de los suicidios aumenta a nivel global y en Chile, donde es una de las tres primeras causas de muerte entre los 15 y 35 años. La frecuencia vuelve a aumentar después de los 80, especialmente en hombres con enfermedades terminales. Estacionalmente, la frecuencia aumenta en primavera y otoño, junto al aumento de estados depresivos.

Es necesario aumentar la información en los medios de comunicación masivos acerca de la creciente emergencia de riesgo suicida en la sociedad hiper-tecnologizada y globalizada actual, y capacitar a periodistas y a otros líderes de opinión en medidas de intervención tempranas. Las medidas de prevención son efectivas si se inician cuando el riesgo es menor, cuando la comunicación dentro de la familia empieza a flaquear, o cuando un cuadro depresivo es reconocido por el propio sujeto o sus familiares.