Diario y Radio U Chile

Año XI, 16 de octubre de 2019

Escritorio

Fuente-Alba se defiende: “Mi enjuiciamiento ha estado dominado por mitos acerca de mi forma de vida”

El ex comandante en jefe del Ejército habló por primera vez de las acusaciones de malversación de gastos reservados del Ejército, afirmó ser inocente y aseguró que “se han tejido demasiados mitos”. 

Diario Uchile

  Domingo 15 de septiembre 2019 11:12 hrs. 
06 de de Septiembre 2019/SANTIAGO
En el 7¡ Juzgado de Garant’a se Santiago se desarrolla audiencia de revisi—n de medidas cautelares planteada por defensa del ex comandante en jefe del EjŽrcito, general Juan Miguel Fuente-Alba Poblete. 
FOTO:CRISTOBAL ESCOBAR/AGENCIAUNO

El ex comandante en jefe del Ejército, Juan Miguel Fuente-Alba, afirmó ser inocente de los cargos que enfrenta ante la justicia por el uso de millonarios gastos reservados de la institución y sostuvo que se han difundido falsedades sobre su estilo de vida.

“Se han tejido demasiados mitos en torno a mi persona, estimulado incluso por gruesos errores en los informes policiales. Se ha llegado a sostener que habría sido dueño, en un mismo momento, de 14 automóviles, lo que es falso”, dijo en una entrevista publicada este domingo por el diario La Tercera.

Fuente-Alba pasó seis meses detenido en el Batallón Militar de Peñalolén y hoy permanece con arresto domiciliario en su residencia, en el sector de Chicureo. 

El ex comandante en jefe del Ejército, el primero en ser procesado, fue acusado por la ministra en visita Romy Rutherford de malversar cerca de 3.500 millones de pesos correspondientes a gastos reservados de la institución. 

Sin embargo, calificó su detención como “incomprensible”, ya que ha “colaborado amplia y abiertamente con la justicia, sin ocultar nada”, dijo aludiendo a la información sobre cuentas corrientes en Chile y el extranjero.

“Se han agregado un sinnúmero de falsedades difundidas profusamente, que no solo me perjudican a mí, sino que al Ejército, dado que ejercí transitoriamente el cargo de comandante en jefe. Hay que recordar que esta investigación comienza a raíz del fraude al Ejército con los recursos provenientes de la Ley Reservada del Cobre. Allí se comenzó a desarrollar una sistemática difusión de informaciones falsas que llegaron hasta sostener que mi patrimonio provenía de los fraudes cometidos por otras personas, lo que ya era de conocimiento público”, argumentó.

Consultado por su nivel de vida, el ex general respondió que la pregunta “revela una mezcla de prejuicios” y agregó que “mi enjuiciamiento ha estado dominado por la profusión de dichos y rumores transformados ya en mitos acerca de mi patrimonio y de mi forma de vida”.

Respecto de los gastos de su casa como jefe del Ejército, señaló que la vivienda “corresponde a la representatividad que la institución tiene en el contexto nacional e internacional. El vivir en ella no es una materia sobre la que a mí me correspondiera tomar determinaciones, sino solo cumplir con lo instituido”. 

“Aquí se mezclan otras noticias falsas elevadas ya a nivel de mitos. Por ejemplo, que estaban 25 o 30 personas a mi servicio en la casa que ocupé como comandante en jefe, como si fueran servidumbre personal, lo que es falso. O que usaba cinco o más automóviles (…) Aquellas personas a las que se alude son tanto guardias de un recinto militar, escoltas y personal militar responsable de todo lo que implica un recinto de alta sensibilidad como el descrito, suboficiales y clases de los escalafones de los servicios, personal civil administrativo, etc. que desarrolla sus funciones al interior de dicho recinto militar”, afirmó.

En esa línea, apuntó a la cobertura periodística sobre el caso y estimó que “ha sido muy sesgada, fundada en muchas imágenes inexactas y no ha profundizado en los hechos que desmienten los cargos”. 

“Por ejemplo, en sucesivas entrevistas se sigue hablando de un abultado patrimonio de mi familia, no obstante que, como ya se ha dicho en audiencias judiciales, dicho patrimonio es de la sociedad conyugal que existe desde hace casi 40 años y no es ni la novena parte de lo que se indica”, agregó.

Asimismo, Fuente-Alba enfatizó que no utilizó gastos reservados del Ejército para fines propios, defendió a su esposa, Anita Pinochet, y consideró que “este caso en mi contra fue la excusa perfecta para desviar la atención del caso denominado Ley Reservada del Cobre, en el cual también se me atribuyó responsabilidad inicial, pero que ha sido totalmente desmentida”.