Diario y Radio U Chile

Escritorio

Paulina Astroza por crisis británica: El Partido Conservador le cobrará la cuenta a Boris Johnson

Para la profesora de Derecho Internacional, la decisión del Tribunal Supremo del Reino Unido de declarar ilegítima la petición de Johnson a la Reina Isabel II para suspender el Parlamento, significó una humillación para el primer ministro.

Gabriela Medina D.

  Martes 24 de septiembre 2019 18:36 hrs. 
EFPUz0LWsAERYtC

El Tribunal Supremo le dio un golpe fulminante a Boris Johnson. Durante el martes, en el Reino Unido, la Corte Suprema de este país decidió que era ilegítima, nula y sin efectos la decisión del primer ministro de solicitarle a la reina Isabel II suspender las actividades del Parlamento británico entre el 10 de septiembre y el 15 de octubre.

Esta situación sin precedentes en Gran Bretaña, el Brexit, más la presión de la oposición para que renuncie el Primer Ministro, plantea varias incógnitas sobre cuál es el panorama para este país, Boris Johnson y el Partido Conservador. En este sentido, la analista internacional y académica de la Universidad de Concepción,  Paulina Astroza, explicó los posibles escenarios.

Después de la decisión del Tribunal Supremo ¿qué consecuencias puede traer esto para el Reino Unido?

Esto es una situación sin precedentes. Que la Corte Suprema haya encontrado ilegal una medida del Gobierno en relación a la suspensión del Parlamento es algo que ocurre por primera vez en la historia, por lo tanto, hay consecuencias jurídicas que no están muy claras. Ya se ha anunciado que el miércoles 25 de septiembre se retoman las sesiones, esa sería la primera consecuencia jurídica, ya no hay que esperar al 14 de octubre y, lo más probable, es que el debate político y las críticas del Parlamento en relación al Gobierno de Boris Johnson sean ahora en ese escenario.

También puede ocurrir que el Partido Laborista presente una moción de censura o de confianza al Parlamento para derribar el Gobierno de Johnson, pero ya ha dicho Jeremy Corbyn, líder de los Laboristas, que no lo va a hacer hasta que esté asegurado que el 31 de octubre no se sale de la Unión Europea sin acuerdo, sus esfuerzos se van a enfocar en eso y luego realizar esto para llamar unas elecciones anticipadas.

¿Cuál es el panorama para el primer ministro Boris Johnson y el Partido Conservador?

Boris Johnson ha señalado hasta el momento que no va a dimitir, hay que esperar a ver si eso pasa. Hay que ver si la presión del Partido Conservador, de la oposición y de la ciudadanía lo fuerzan.

La situación está muy incierta. Por un lado, de los más de 60 días que lleva el mandatario como líder del Partido Conservador, ha logrado perder la mayoría del Parlamento, echó a 21 legisladores tories que no lo apoyaron, es decir, ya no tiene los escaños del Partido, trató de frenar leyes sin éxito y, además, tiene el revés de la Corte Suprema que establece por unanimidad que le mintió a la Reina.

No obstante, por otra parte, las encuestas indican que si hubiera elecciones hoy día, el Partido Conservador todavía tiene la mayoría, cerca de un 30 por ciento. Habría que ver cómo impacta lo que ocurrió  en las futuras encuestas y si siguen manteniendo el primer lugar de las votaciones .

Al interior del Partido Conservador claramente hay un sector que le va a cobrar las cuentas a Boris Johnson. Porque en vez de reforzar el Partido y su posición dentro del Parlamento, lo ha dejado en una situación sin mayoría, con una crisis interna grande y con una humillación como lo fue el fallo de la Corte Suprema. Puede que la presión venga por ahí a menos que las encuestas le sigan sonriendo al Primer Ministro a pesar de lo sucedido.

¿Cuál cree pueda ser la estrategia de Boris Johnson ya que afirmó que no va a renunciar? ¿Qué le queda por hacer?

Una de las alternativas que se ha planteado, aunque no creo que le resulte, es que él presente un voto de confianza contra él mismo en el Parlamento, forzando a que derribe a su Gobierno y llamen a elecciones anticipadas. Si ocurre esto tan cerca del plazo del 31 octubre, donde ellos tienen que pedir prórroga a la Unión Europea, es ganar tiempo para lograr llegar a esta fecha sin acuerdo, sin pedir prórroga y se produzca lo que se llama el Brexit por accidente. Pero lo más probable que en ese eventual caso los parlamentarios voten la confianza para no derribar el Gobierno y no llamar a nuevos comicios.

Las estrategias  suenan muy locas pero la verdad es que las últimas decisiones de Johnson han sido así. Lo que él quiere es llegar al 31 de octubre sin acuerdo.

¿Afecta esto la imagen de la reina Isabel II?

A quien deja mal es a Johnson. Uno conociendo como funciona el sistema parlamentario británico, que no tiene nada que ver con el sistema presidencialista chileno, la figura de la Reina en estas materias es que ella debe hacer lo que el Gobierno le diga porque ella cumple una función formal sin poderes reales. A ella no le quedaba otra cosa en su momento que suspender el Parlamento.

¿Cómo esta situación afecta a las negociaciones con la Unión Europea?

Si el Primer Ministro sigue insistiendo en sacar el backstop con Irlanda y la UE dice que no, esto sigue tan entrampado como ha estado todo este tiempo. Esta situación, dentro de las negociaciones con la Unión Europea, lo único que cambia es que dentro del Reino Unido esté aún más complicado.