Diario y Radio U Chile

Año XII, 30 de octubre de 2020

Escritorio MENÚ

Comisión Interamericana de Derechos Humanos analizará reclusión de activista Alberto Curamil

La CIDH realizará una Audiencia especial este viernes en Washington DC sobre Defensores Ambientales Criminalizados en América Latina. Víctimas y expertos darán su testimonio en el contexto del encarcelamiento y persecución contra estas personas. Belén Curamil, hija del Lonko y líder ambientalista será la encargada de exponer la situación de su padre.

Rodrigo Fuentes

  Miércoles 25 de septiembre 2019 19:14 hrs. 
_106635388_alberto1





Nunca antes en la historia de la humanidad, el sistema climático de la Tierra ha estado tan amenazado, y nunca antes los defensores ambientales fueron tan atacados.

Mientras los científicos advierten sobre una crisis medioambiental irreversible, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) realizará una audiencia, este viernes 27 de septiembre, en Washington DC, sobre la persecución contra defensoras y defensores ambientales en América Latina.

Serán más de 50 testimonios incluidos en un informe recopilatorio de quienes han sido perjudicados por acciones irregulares. Tres de ellos serán expuestos en Audiencia, sobre la manipulación por parte de los Estados de investigaciones penales y procesamientos judiciales para socavar y frenar su activismo—permitiendo a gobiernos y corporaciones, explotar recursos naturales de manera extrema, sin ningún tipo de oposición.

Uno de los casos planteados será el del Lonko Alberto Curamil, líder ambientalista mapuche, quien en agosto pasado cumplió un año en prisión preventiva en la cárcel de Temuco debido a una eventual acción criminal.

Sus abogados, sin embargo, aseguran que la acusación es falsa y está basada en motivos políticos por su reconocida lucha en contra de la intervención empresarial sobre los ríos en la región de la Araucanía y la confrontación a la expansión del monocultivo forestal en su territorio.26640760324_27d3a50c81_b

La presentación ante la CIDH estará a cargo de Belén Curamil, hija de la autoridad ancestral indígena, quien por largo tiempo espera la concreción del Juicio Oral para probar su inocencia.

Entre los ejes de la exposición, la vocera mapuche detalló que declarará sobre el montaje y persecución política-judicial de la cual es víctima su padre.

“El mensaje será dar a conocer la difícil situación por la que él está viviendo, así como también lo que pasa con muchas y muchos otros líderes medioambientales. Una situación de encarcelamiento, criminalización, hostigamiento, tanto para ellos, nuestras familias, comunidades y el pueblo mapuche en general”, afirmó.

Precisó también que expondrá sobre el contexto de acoso y amedrentamiento que vive ella, su madre y hermanos menores, lo que incluye registro y destrucción de morada, sobrevuelo de drones, seguimiento por parte de sujetos no identificados, llamadas anónimas a cercanos con insultos y calumnias, entre otros actos intimidatorios, cuyos amparos presentados ante la Justicia nacional no han sido acogidos.articles-98915_recurso_1-587x440

Desde la Alianza Territorial Mapuche (ATM) también se refirieron a la Audiencia. Miguel Melín, integrante de la organización indígena, expresó que dicha acción ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) servirá de una u otra forma para presionar al Estado de Chile con el fin de acelerar el juicio, hasta ahora inexistente, y que aún tiene tras las rejas al Lonko Alberto Curamil.

“Evidentemente esto ayuda, ya que es un órgano autónomo reconocido en todo el continente, de manera que creemos que existe una doble presión ahí para el Estado y, particularmente, para el Gobierno como querellante, quien está pidiendo 50 años de cárcel para el Lonko. Además de los múltiples recursos de amparo rechazados por la Justicia chilena debido a las acciones amedrentadoras de la policía y desconocidos”, argumentó.

Por lo mismo, agregó que se destacará en la presentación el contrasentido que implica la prisión de una autoridad tradicional de un pueblo originario, defensor ambiental –internacionalmente reconocido con el Premio Ambiental Goldman 2109– precisamente, en un país como Chile, anfitrión de la próxima Conferencia de las Partes o COP25.