Diario y Radio U Chile

Escritorio

Trump arremete contra quienes piden su juicio político

Amenazado por un “impeachment”, el presidente estadounidense descargó el miércoles su furia contra los legisladores demócratas, Joe Biden, su posible rival en las elecciones de 2020, y los medios de comunicación que volvió a acusar de ser “enemigos del pueblo”.

Anne Corpet/RFI

  Jueves 3 de octubre 2019 13:24 hrs. 
2019-10-02t200400z_793276598_rc13ba5e99b0_rtrmadp_3_usa-trump_0

Durante 17 minutos en el Despacho Oval, junto a un presidente finlandés que contemplaba la escena con asombro, Donald Trump descargó una furiosa diatriba. Acusó a Adam Schiff, que preside el poderoso Comité de Inteligencia de la Cámara baja que investiga su destitución, de ser un “traidor”. Trump sólo se refiere a él como “Shifty Schiff” (Schiff el malicioso).

El Presidente consideró que el informante en el “Ucraniagate” había denunciado hechos adulterados y que los que le habían informado eran “espías”. Trump terminó su actuación vituperando a los medios de comunicación que considera “corruptos” y que una vez más describió como “enemigos del pueblo”.

Como si fuera poco, el presidente estadounidense repitió sus quejas un poco más tarde en una conferencia de prensa conjunta con el presidente finlandés.

 Esta vez insultó a su rival en la carrera presidencial de 2020. [Joe]”Biden y su hijo son unos verdaderos delincuentes”, sentenció Trump.

El jefe de Estado norteamericano tampoco se olvidó de Nancy Pelosi, la líder de la mayoría demócrata en la Cámara, a quien acusó de repartir citaciones judiciales “como si fueran galletitas”.

Mientras tanto, los demócratas continúan con su trabajo de investigación. No tienen la intención de mostrarse impresionados por el desaire del anfitrión de la Casa Blanca o de su secretario de Estado Mike Pompeo, quien anunció que los empleados del Departamento de Estado no asistirán a las convocatorias de esta semana.

“No toleraremos que individuos en el Capitolio intimiden a los funcionarios del Departamento de Estado”, enfatizó Pompeo.

Los legisladores demócratas fijaron dos fechas para escuchar a cinco diplomáticos de alto rango que probablemente les brinden información sobre el escándalo ucraniano.

El presidente del Comité de Inteligencia cuestionó la posición de Pompeo. “Cualquier intento del Secretario de Estado, del Presidente o de cualquier otra persona de interferir con la capacidad del Congreso para llamar a testigos será considerado evidencia de obstrucción de la jurisdicción legal del Congreso”, advirtió Adam Schiff.

La Cámara de Representantes ha dado a la Casa Blanca y al Departamento de Estado hasta el viernes para entregar los documentos requeridos. De lo contrario, recibirán una citación para comparecer.