Diario y Radio U Chile

Escritorio

La Fiscalía Antiterrorista asume la investigación del ataque de París

Giro en la investigación del ataque con cuchillo en la prefectura de la Policía que el jueves dejó cuatro agentes muertos. El organismo especializado ha asumido este viernes el caso con lo que la pista terrorista adquiere prioridad en una acción mortífera por parte de otro funcionario policial que sigue generando aún más incógnitas que respuestas.

RFI

  Sábado 5 de octubre 2019 11:55 hrs. 
50690194_303

Un giro brusco se ha producido este viernes por la tarde en la investigación del ataque con cuchillo que dejó el duro balance de cuatro policías muertos en la prefectura de la Policía, en pleno corazón de París y a escasos metros de la catedral de Notre Dame.  La investigación del ataque del funcionario informático, Mickael H. , abatido tras matar a los cuatro agentes, pasó este viernes a la fiscalía antiterrorista, que privilegia la pista de la radicalización de este hombre convertido al islam hace 18 meses. La noticia de que el hombre se había convertido al islam había aumentado las sospechas, pero en un principio, las autoridades dijeron que no habían registrado ningún indicio de radicalización. Un primer registro de su domicilio tampoco permitió hallar pruebas de ello.

Varios elementos recabados por los investigadores en las últimas horas condujeron a la hipótesis de la radicalización de Mickaël H, por la proximidad de este informático a personas del movimiento salafista, afirmaron varias fuentes. El informático, de 45 años, trabajaba en un servicio encargado de recabar información sobre la radicalización yihadista. Según fuentes próximas al caso, el análisis de los datos telefónicos llevaron a los investigadores a la pista de la preparación de un acto violento. El atacante habría comprado el cuchillo el día mismo de los hechos, lo que refuerza la idea de premeditación. El jueves el ministro de Interior, Christophe Castaner, afirmó que Michael H. “no había mostrado nunca dificultades de comportamiento” ni tampoco provocó “la más mínima señal de alarma”.

La esposa del atacante, que está siendo interrogada, afirmó que su esposo, tenía un “comportamiento extraño y nervioso” un día antes de pasar a la acción, según una fuente próxima al caso.ataque 2

El jueves a mediodía este hombre nacido en Martinica, en las Antillas francesas, sembró el pánico en la prefectura de policía, que agrupa a las direcciones de diversas policías de París y se sitúa en el corazón de la capital, cerca de la catedral de Notre Dame.  Una vecina de la pareja declaró a la AFP que el atacante era “alguien muy tranquilo” que “iba a la mezquita, pero que tenía una práctica [religiosa] normal”. Según los vecinos, tenía dos hijos de 9 y 3 años.

Las fuerzas de seguridad son blancos habituales de los ataques yihadistas, como los perpetrados por el grupo Estado Islámico (EI). Y Francia ha sido escenario desde 2015 de una ola de atentados islamistas sin precedentes que ha dejado un total de 251 muertos.

El viernes, ante la prefectura de policía de París, los semblantes de los policías hablaban por sí solos. “Estamos muy afectados, no nos esperábamos esto aquí”, declaró un funcionario que trabaja con una mujer que resultó herida en el ataque.