Diario y Radio U Chile

Año XI, 14 de diciembre de 2019

Escritorio

Abya Yala, un espacio colaborativo que piensa en los emprendimientos de inmigrantes

Con poco menos de dos meses de funcionamiento, el cowork Abya Yala cuenta con diversos capacitadores inmigrantes que tuvieron éxito con sus empresas. El encargado de proyecto, Álvaro Larraín, conversó con Diario y Radio Universidad de Chile y aseguró que se trata de una incitativa que pretende ayudar a regularizar a los foráneos a través de la creación de pequeñas empresas.

Eduardo Andrade

  Domingo 6 de octubre 2019 9:07 hrs. 
Portada

La esquina de la Plaza de Armas que da a la calle Catedral fue por décadas el lugar donde llegaban grupos de inmigrantes esperando ser reclutados para un puesto de trabajo. En uno de esos edificios, cuyas bases están agolpadas de almacenes y restaurantes foráneos, hoy se ha instalado un espacio colaborativo que pretende enfocarse en apoyar justamente a los emprendedores extranjeros.

Abya Yala es eso, un proyecto que utiliza la tendencia del trabajo en equipo, impulsadas en la actualidad por Google, Samsung o Foxconn, y que en Chile tiene sus ejemplos más conocidos en espacios generados por reconocidas marcas bancarias o la famosa trasnacional We Work.

Álvaro Larraín es un empresario chileno que por años se ha desempeñado como director de la Fundación Epicentro y que ha trabajado de manera cercana con organizaciones como la Coordinadora Nacional de Inmigrantes.

Allí, contó Larraín en conversación con Diario y Radio Universidad de Chile, pudo ser testigo de que, si bien es cierto muchos inmigrantes estaban interesados en emprender, las trabas para hacerlo estaban determinadas por los inconvenientes para regularizar su estatus migratorio y, por ende, arrendar un espacio para trabajar sus proyectos.

Espacio cowork Abya Yala

Fue entonces cuando decidió invertir la fórmula y partir al revés de lo que solían proponerle los inmigrantes que recurrían a Epicentro, y que probablemente no eran el público objetivo de los otros coworks nacionales.

Partimos desde la base de poder regularizar a la gente a través de sus emprendimientos para que puedan estar de manera regular en Chile, y eso lo hace distinto porque partimos solucionando una necesidad”, explicó el empresario.

Según un estudio de la Asociación de Emprendedores de Chile del año 2018, solo el 22 por ciento de los emprendedores lo hace por necesidad, una categoría que quizás puede encajar con lo descrito por Larraín; pero no hay manera de saberlo, dado que el panorama nacional no tiene mapeada en específico la situación de los inmigrantes que deciden emprender.

¿Por qué lo hacen? ¿Cuáles son las principales dificultades? Desde su experiencia, Larraín lo explicó así: “La persona que migra ya es un emprendedor, es una persona que deja todo en busca de un mejor futuro. Ha dejado su lugar de confort, haya sido bueno o malo, y emprendió rumbo a Chile. Cuando llegan aquí piensan que la única posibilidad de poder regularizar es a través de un contrato laboral y eso es mentira”.

En la práctica, no obstante, aunque emprender puede darles a los inmigrantes la posibilidad de obtener visas como trabajadores independientes, los riesgos son los mismos a los que se enfrenta un emprendedor chileno.

Marckenson Jn Baptiste.

Marckenson Jn Baptiste.

Ante esto, uno de los capacitadores del cowork Abya Yala y cocreador de una aplicación que ayuda a inmigrantes haitianos a regularizar su situación en el país, Marckenson Jn Baptiste, también conversó con nuestro medio y explicó lo mismo que les repite a los futuros emprendedores que se acercan con ideas a este espacio de colaboración: “Primero hay que crear muchas redes de contacto, hay que conocer mucho de las leyes del país y del mercado, y también tener algo con qué sustentarte, un padrino con quien contar por si la cosa no va bien al inicio. Chile está abierto al negocio, hay muchas formas de crear un negocio como empresa en un día o crear una cuenta bancaria de la empresa”, aseguró.

Otra de las personas que colabora en este espacio a través de una faceta que no es muy conocida por los medios, es el vocero de la Coordinadora Nacional de Inmigrantes, Rodolfo Noriega. Para él, una de las principales desventajas que una persona tiene al emprender, es justamente un tema que los inmigrantes ya tienen superado, y se refiere a los lazos de comodidad.


Ver esta publicación en Instagram

Ayer realizamos la charla “Cómo crear negocios, sin locales comerciales ni trabajadores”, facilitada por María Elena Osorio, experta en Network Marketing. ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ 💡 Las y los asistentes pudieron conocer las ventajas de diversificar sus actividades para tener nuevas fuentes de ingresos, ya que cada día son más las personas que se independizan, buscando diferentes modelos de negocios que les permitan tener una mejor calidad de vida y autonomía. ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ En @abyayalacowork seguimos con el propósito de facilitar la creación de negocios para nuestra comunidad 🏆¡Atentas y atentos a nuevas charlas y capacitaciones! #Inversiones #Negocios #Comercio #Mercado #Economía #Cowork

Una publicación compartida de Abyayala Cowork (@abyayalacowork) el

Además, en conversación con este medio, Noriega dio detalles de lo que considera el real aporte de los inmigrantes al momento de generar empresa: “La gran mayoría de inmigrantes son personas que no vienen con un capital cuantioso para invertir en industria transformadora y manufacturera, pero lo que traen es un aporte en técnica y conocimiento que es gigante, y eso a veces requiere con algún mínimo de capital financiero para iniciar su aventura”, señaló.

Aunque a principios de los 2000 los ejemplos más claros de empresas migrantes que triunfaban en Chile estaban relacionados con el rubro gastronómico, Noriega aseguró que esto ha incluido en la actualidad a todo el rubro del servicio, siendo las barberías y peluquerías una de las microempresas más recurrentes de los foráneos.

Abya Yala cuenta hoy con un espacio colaborativo, así como oficinas en arriendo con precios especiales para emprendimientos migrantes del ámbito social. Todos los proyectos que se sumen contarán con asesoría de abogados, contadores y capacitadores con amplia experiencia en panorama empresarial chileno.