Diario y Radio U Chile

Año XI, 8 de diciembre de 2019

Escritorio

Mujeres en Zona de Sacrificio denuncian amenaza de muerte en contra de su fundadora

A través de un comunicado de la organización ambientalista de Quintero y Puchuncaví, se dio a conocer que la dirigente Katta Alonso fue amenazada por un desconocido, que le aseguro que sería “la primera en tener que abandonar Ventanas”.

Diario UChile

  Miércoles 9 de octubre 2019 15:07 hrs. 
Portada Alonso

Katta Alonso no solamente ha sido fundadora de la organización ambientalista Mujeres en Zona de Sacrificio, además, ha sido el rostro más visible de su lucha desde que el tema de la contaminación masiva en Quintero y Puchuncaví se hizo frecuente hace poco más de un año.

Este miércoles, dicha organización ha denunciado, a través de un comunicado, que la dirigente fue amenazada de muerte por un desconocido, quien la interpeló desde una camioneta diciéndole que la iban a quemar y que iba a ser “la primera en tener que abandonar Ventanas”.

Dicho comunicado recuerda también que Katta Alonso ha sido clave en la visibilización de los problemas de contaminación medioambiental en las comunas de Quintero y Puchuncaví, sobre todo a nivel internacional.

No aceptaremos amenazas de ningún tipo, nos encontramos denunciando estos gravísimos hechos y estamos estudiando los pasos a seguir para dar con los responsables de este cobarde acto”, versa en el texto.

Hay que recordar, además, que el último pronunciamiento de la dirigente fue el día martes y tuvo que ver con la idea del presidente Sebastián Piñera respecto de cerrar la fundición Codelco Ventanas.

Por tal situación, Alonso aseguró que los vecinos aún se mantienen en alerta hasta que la iniciativa sea concretada y profundizó en la idea de reubicar la planta en una zona alejada de la comunidad.

Finalmente, la organización ha instado al Gobierno a firmar el Acuerdo Internacional de Escazú, puesto que esto colaboraría a disminuir el estado de vulneración en el que actualmente viven los defensores de la vida y de la tierra.