Diario y Radio U Chile

Año XII, 29 de febrero de 2020

Escritorio MENÚ

Jaime Winter, penalista: Defensoría de las Víctimas “no es una idea muy positiva”

El abogado conversó con Radio Universidad de Chile sobre el anuncio del Gobierno y sostuvo que la medida debería tener mayor reflexión. “Parece que se intentan soluciones muy rápidas”, dijo.

Diario Uchile

  Jueves 24 de octubre 2019 13:47 hrs. 



Escucha la entrevista completa a Jaime Winter:

El abogado penalista Jaime Winter cuestionó la creación de una Defensoría de las Víctimas, uno de los anuncios realizados por el Presidente Sebastián Piñera en medio de las masivas manifestaciones ocurridas durante los últimos días en el país.

La instancia, de acuerdo al Gobierno, debería “facilitar el acceso y fortalecer la defensa jurídica y apoyo social y sicológico a las víctimas de la delincuencia”.

En conversación con Radio Universidad de Chile, Winter recordó que la propuesta “tiene una larga historia” y se funda en “la idea de que la víctima se encuentra en algún grado de desamparo frente al sistema penal, que tiene algún sentido, pero la forma en que se ha discutido es bastante superficial e incluso puede resultar contraproducente”. 

La simpleza de la propuesta ha sido ponerle un abogado a todas las víctimas, algo así como que todas las víctimas puedan ser -a la vez- querellantes. Eso, por sí solo, no es una idea muy positiva”, explicó.

En ese sentido, el abogado de la Universidad de Chile advirtió que lo más probable es que esa decisión “va a hacer colapsar el sistema penal, va a aumentar dramáticamente los costos de la litigación, va a generar un mayor ámbito de conflicto entre víctima y Fiscalía, va a significar que se presenten querellas sin demasiado contenido y que, en definitiva, se le entregue a la víctima un peor servicio; además de aumentar los costos y hacer colapsar el sistema con querellas. No es una idea muy positiva”.

Aunque Winter admitió que “es cierto que las víctimas no se sienten acogidas” por el sistema penal, detalló que la creación de ese organismo no hará una diferencia relevante. “Digo que van a ser malas querellas porque, en la práctica, en muchos de los casos no hay demasiada diferencia en lo que hace el Ministerio Público y lo que va a hacer el querellante. El Ministerio Público no es el abogado de las víctimas, pero normalmente tiene un interés similar al de éstas, que es perseguir el hecho. Eso significa que se puede hacer una querella sin mayor esfuerzo y el fiscal va a seguir haciendo su pega”, dijo.

En esa línea, el profesional consideró que sería mejor “crear otras formas de reconocimiento al dolor de la víctima”, pero que esto debe ocurrir “durante el proceso” y a través de distintas acciones: “Acogiendo a la víctima, preocupándose de informarle por qué se archiva, diciéndole cuáles son los esfuerzos que se hicieron, recibiéndola cuando quiere ser escuchada, tomándose el tiempo para explicar el proceso”, ejemplificó.

Finalmente, Winter señaló que se podrían aumentar los recursos para el trabajo de la Fiscalía con las víctimas o crear una nueva institución “que cumpla este rol”, pero considerando múltiples aspectos.

“Requiere un diseño profundo y una intervención de distintas personas. Posiblemente abogados en último lugar, porque se necesitan asistentes sociales, sicólogos, etc. Eso requiere que alguien se siente a pensar este sistema. Como está hoy la legislación, la verdad es que parece que hay poca reflexión, sino que se intentan soluciones muy rápidas”, concluyó.