Diario y Radio U Chile

Año XI, 11 de diciembre de 2019

Escritorio

Inmigrantes sacan la voz pese a amenazas de expulsión por parte de funcionarios del Gobierno

Entre el millón de voces que se alzaron en Plaza Italia y sus alrededores, estuvieron también las de un grupo que, con demandas concretas y un mensaje claro, poco a poco se ha ganado su espacio en la sociedad y en política nacional. Hoy, la población migrante ve esperanzada los acontecimientos ocurridos en el país y se hacen parte, haciendo caso omiso a las amenazas de un Gobierno que insiste en el miedo como mecanismo para evitar su participación.

Tomás González F.

  Sábado 26 de octubre 2019 20:57 hrs. 
Aton_160829

El estallido social que desde hace algunas semanas tiene en jaque al gobierno de Sebastián Piñera ha logrado lo que ningún movimiento ni organización social ha logrado en la historia de nuestro país: convocar a más de un millón de personas en la marcha más masiva, extensa y diversa de la que se tenga conocimiento.

En contra de un modelo que propicia la privatización, el abuso y la desigualdad, millones se reunieron en las calles de Santiago levantando pancartas, golpeando cacerolas y gritando un “¡Chile despertó!” que rápidamente dio la vuelta al mundo, acaparando portadas en todos los continentes del globo terráqueo.

Entre las miles de voces que se alzaron en Plaza Italia y sus alrededores, estuvieron también las de un grupo que, representando a un 6,6 por ciento de la población, con demandas concretas y un mensaje claro, poco a poco se ha ganado un espacio en la sociedad y en política nacional. Hablamos de los más de un millón 250 mil inmigrantes que hoy en día habitan en Chile.

¿Qué piensan los inmigrantes de lo que sucede en nuestro país? ¿Cómo se han hecho parte de este estallido social? En conversación con Diario y Radio Universidad de Chile, el vocero de la Coordinadora Nacional de Inmigrantes, Héctor Pujols, se refirió a la participación de los ciudadanos extranjeros en las distintas instancias que se han propiciado y convocado en el marco de las movilizaciones.

Hay preocupación de parte de la población migrante, pero también hay esperanza. Esperanza que de aquí pueda salir un país más igualitario, que también es el nuestro, y por eso el miedo se vence finalmente con información y por eso nos parece realmente grave que desde el Ministerio del Interior se esté instando a generar desinformación y temor a la población migrante por un beneficio político que creo que no está a la altura de este país”, sostuvo el vocero de la Coordinadora Nacional de Inmigrantes.

La nueva política migratoria del Gobierno ha sido criticada por diversos expertos y organizaciones sociales ligadas a la defensa de los derechos humanos de los inmigrantes. Así también las palabras del subsecretario de Interior, Rodrigo Ubilla, quien ha señalado que el migrar no es un derecho.

La nueva política migratoria del Gobierno ha sido criticada por diversos expertos y organizaciones sociales ligadas a la defensa de los derechos humanos de los inmigrantes. Así también las palabras del subsecretario de Interior, Rodrigo Ubilla, quien ha señalado que el migrar no es un derecho.

“Esto es un proceso que ha ido ocurriendo a lo largo de estos dos años del gobierno de Piñera, que es el amedrentamiento, el meter miedo a la población migrante, y en el contexto actual, en donde la población migrante participa como uno más, como parte de este país, desde el Departamento de Extranjería del Ministerio del Interior han estado enviando audios y mensajes con amenazas, diciendo que no participen en los cabildos ni en la marcha porque la población migrante no podemos intervenir en la política del país, no podemos participar, no tenemos derechos y si participan es causal de expulsión“, relató Pujols a nuestro medio.

Esto, porque desde la Coordinadora aseguraron que han sido varios los ciudadanos extranjeros que han recibido distintos mensajes y comunicaciones por parte de funcionarios de Gobierno, insistiendo en que no participen en las convocatorias.

Uno de éstos es el enviado por Julián Florez Vera, asesor colombiano de la subsecretaria del Interior en asuntos migratorios y en la relación del organismo con la comunidad y sus organizaciones de la sociedad civil, en donde asegura que, de participar en las movilizaciones y cabildos convocados, los ciudadanos migrantes podrían ser expulsados del país.

Este tipo de pdf (convocatoria a cabildos) nos involucran como organización en asuntos en los cuales nosotros no debemos de estar involucrados“, dice Florez en un audio enviado por Whatsapp.

“Recuerden siempre esto, los extranjeros en Chile, hasta que no cumplan su nacionalidad o no tengan la debida autorización o participación en un partido político chileno o en un organismo social como es la CUT, no pueden inmiscuirse en asuntos internos. Toda persona o extranjero residente en el país que esté inmiscuido en asuntos internos o en política, sin autorización de las autoridades chilenas, es ánimo, en términos de resolución legal, para ser expulsado del país“, agrega el funcionario de la subsecretaria de Interior en el mensaje.

Según datos del Departamento de Extranjería y Migración del Ministerio del Interior, un 6,6 por ciento de la población de Chile es inmigrante, totalizando más de un millón 250 mil personas.

Según datos del Departamento de Extranjería y Migración del Ministerio del Interior, un 6,6 por ciento de la población de Chile es inmigrante, totalizando más de un millón 250 mil personas.

No obstante, esto fue absolutamente descartado por el vocero de la Coordinadora Nacional de Inmigrantes, quien explicó que los tratados internacionales que ha firmado y ratificado nuestro país le dan todo el derechos a los migrantes a participar de estas instancias.

“La población migrante a los cinco años, reconocido por la Constitución, tenemos el derecho a voto. Pero hay que ir más allá, Chile forma parte de la Convención Internacional de Protección de los Derechos de los Trabajadores Migrantes, donde se reconocen una serie de derechos civiles y políticos, por ejemplo, la libertad de expresión y la libertad de opinión, también la libertad de sindicalización, de participación en todo aquello que afecta los intereses económicos, culturales, sociales, políticos de la población migrante. Eso es un tratado internacional, firmado y ratificado por la República de Chile, por lo tanto es parte de la ley chilena”, sostuvo Héctor Pujols en conversación con Diario y Radio Universidad de Chile.

“No corresponden estos mensajes para producir miedo, para intimidar a las organizaciones y a la población migrante, pero igualmente hemos visto estos días a la población migrante participar de manera masiva en las marchas y los cabildos, porque finalmente, aunque traten de meter miedo y aunque se traten de subir al carro a última hora, en la población migrante estamos claros, somos parte de este país y también tenemos demandas contra la discriminación, contra el racismo y finalmente contra los abusos; por lo tanto somos parte de estos cabildos y movilizaciones que se han venido dando”, agregó el dirigente de la Coordinadora Nacional de Inmigrantes en Chile.

El presidente de la Coordinadora Nacional de Inmigrantes en Chile, Héctor Pujols, es cientista político y de origen catalán. Foto: Diario y Radio Universidad de Chile.

El presidente de la Coordinadora Nacional de Inmigrantes en Chile, Héctor Pujols, es cientista político y de origen catalán. Foto: Diario y Radio Universidad de Chile.

En ese sentido, Pujols señaló que la demanda de los ciudadanos inmigrantes es simple: que se respeten los derechos consagrados en los distintos tratados firmados y ratificados por Chile, respecto de la población migrante.

“Hemos visto estos años al subsecretario Ubilla diciendo que la migración no es un derecho humano, hemos visto al propio Presidente y al ministro Chadwick diciendo que no es un derecho humano, relativizando algo que está consagrado en la Carta de Derechos Humanos de Naciones Unidas, por tratados ratificados por Chile. Entonces ojalá que esta movilización sirva para algo quizás tan básico, pero que en Chile no se cumple y que es cumplir las leyes del país, los tratados que Chile a firmado respecto de la población migrante, que no se cumplen y además hacen gala de ello“, indicó Pujols.

“Esperamos que de estas movilizaciones, en las que también participa la movilización migrante y que nosotros llamamos a participar con calma -con precaución-, pero a participar, salga el cumplimiento de la defensa de este derecho”, agregó el dirigente catalán a nuestro medio.