Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Por segundo año consecutivo, instituciones culturales evitan recorte en sus presupuestos

Pese a la intención inicial del Gobierno, la ley que se tramita en el Parlamento mantendrá los recursos para entidades como Matucana 100, Teatro a Mil y el Museo Precolombino.

Diario Uchile

  Miércoles 13 de noviembre 2019 12:19 hrs. 

La comisión especial mixta de presupuesto aprobó ayer martes mantener el presupuesto de cinco instituciones culturales para las que el Gobierno había propuesto un recorte de 20 por ciento.

Se trata del Museo Precolombino, el Teatro Regional del Biobío, Matucana 100, Balmaceda Arte Joven y Fundación Teatro a Mil, que verían disminuidos sus aportes públicos si se implementaba el proyecto de ley de presupuesto que presentó el Ejecutivo.

Además, el acuerdo contempla 4.800 millones de pesos para el Fondo Audiovisual del Consejo Nacional de Televisión (CNTV), el mismo presupuesto que tuvo en 2018. Este año esa cifra había bajado a 3.400 millones de pesos y para 2020 se había planteado una nueva caída. 

Por ahora, continúan en suspenso los 2.080 millones de pesos que serían entregados a la Galería de la Democracia, proyecto que el Gobierno pretende implementar en el Museo Histórico Nacional. 

El acuerdo debe ser ratificado en la votación que se realizará este miércoles en la sala de la Cámara de Diputados y la próxima semana en el Senado, pero significa un triunfo para las cinco instituciones involucradas.

El año pasado ya se había producido una controversia similar que también acabó con una restitución de sus fondos. 

Juan Carlos Silva, subsecretario de Cultura, dijo al diario La Tercera que esta vez “hubo comunicación permanente con las instituciones para saber el estado de situación respecto de su presupuesto y ese diálogo permanente no fue sólo con las instituciones; también le hicimos ver a Hacienda su importancia de estas instituciones”.

En tanto, el director del Museo Precolombino, Carlos Aldunate, consideró que la determinación “se debió a la comprensión del Parlamento y también, de cierta manera, al ministerio. Estos son gastos basales, de funcionamiento, no pueden someterse a concurso. Esto salió además del cabildo cultural que hicimos nosotros junto con Matucana 100 y otras instituciones. Tanto el ministerio como el Parlamento oyeron las peticiones del cabildo”.