Diario y Radio U Chile

Año XI, 15 de diciembre de 2019

Escritorio

Liliana Galdámez y acuerdo por nueva Constitución: “Abre una vía política para encauzar el estallido social”

Respecto de los dos tercios que se acordaron en la instancia interparlamentaria, la académica de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile sostuvo que eso permitirá generar consensos y que es positivo, en tanto se comience desde una “hoja en blanco”.

Tomas González F.

  Miércoles 20 de noviembre 2019 8:30 hrs. 
liliana

Este martes, en conversación con nuestro programa “La mañana ya pasó”, la abogada y académica de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, Liliana Galdámez, se refirió al acuerdo interparlamentario denominado “Por la paz social y una nueva Constitución” que suscribieron partidos tanto del oficialismo y de la oposición la semana pasada.

Un acuerdo que ha sido celebrado por muchos y criticado por otros, entre ellos, el Partido Comunista, desde donde han visto con desconfianza las conversaciones que se han generado entre las diputadas y diputados de ambos sectores, las que terminaron con la decisión de convocar a un plebiscito de entrada para definir si se quiere cambiar la Constitución y el mecanismo a través del cual redactar la nueva Carta Fundamental.

Respecto de este acuerdo, la académica de la Facultad de Derecho se manifestó a favor, en tanto éste logra encauzar un descontento generalizado de la sociedad.

Es un acuerdo positivo porque abre una vía política para, de alguna manera, enfrentar este estallido social. Más que enfrentarlo, yo diría encauzar el estallido social hacia una dirección y esa dirección es una reformulación de las reglas del juego que, creo yo, son las que han llevado a esta crisis“, sostuvo Galdámez.

El denominado "Acuerdo por la paz social y una nueva Constitución" fue firmado por partidos tanto del oficialismo como de la oposición. El principal escollo fue acordar el quorum con que sesionarían los constituyentes.

El denominado “Acuerdo por la paz social y una nueva Constitución” fue firmado por partidos tanto del oficialismo como de la oposición. El principal escollo fue acordar el quorum con que sesionarían los constituyentes.

Así también, la abogada se refirió a uno de los temas en los que más diferencias hubo y el que pudo terminar por boicotear el acuerdo: el quórum. Respecto de los dos tercios que se acordaron, Galdámez sostuvo que eso permitirá generar consensos y que es positivo en tanto se comience desde una “hoja en blanco”.

Además, señaló que existen dos tipos de Constitución, y que de eso también dependerá cómo queden establecidos los derechos que protegerá la Carta Fundamental. “Podríamos decir que esa Constitución Maximalista es la que yo logro colocar en el texto de la Constitución la mayor cantidad de elementos para orientar la labor después del legislador”, dijo.

“Frente a esa Constitución maximalista, que es detallista, que entra a tallar fuerte los derechos, los principios y los valores de la Constitución, está la otra que se llama Constitución Mínima. Corta, breve, implica que si no estamos de acuerdo, entonces vamos a decir no sé hasta donde llegamos”, explicó la abogada.

Liliana Galdámez es abogada y académica de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile. Fue una de las profesionales que expuso en la Cámara de Diputados ante la Comisión que investiga la acusación constitucional contra el ex ministro de Interior, Andrés Chadwick. Foto: Cámara de Diputados.

Liliana Galdámez es abogada y académica de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile. Fue una de las profesionales que expuso en la Cámara de Diputados ante la Comisión que investiga la acusación constitucional contra el ex ministro de Interior, Andrés Chadwick. Foto: Cámara de Diputados.

En esa línea, la académica de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile se mostró favorable a una Constitución de corte más maximalista, en la que puedan quedar detallados los derechos fundamentales que se busca defender. Sin embargo, Galdamez indicó que cualquiera de las opciones será mejor que lo que está establecido en la actualidad.

Debiera empujar más la balanza hacia la protección de los derechos sociales porque ese es el pacto, ese es el sentido del pacto. Entonces si hay buenas mayorías, o sea, dos tercios, que aseguren una Constitución Maximalista, bueno, incluir aquellos aspectos estratégicos que deben estar en la Constitución. Si no están esos dos tercios, seguramente nos vamos a tener que mover un poquito más abajo en esa Constitución Minimalista, pero eso, incluso eso, es mejor que lo que hoy día tenemos“, sentenció Galdámez.

Junto con otros 243 académicos, Liliana Galdámez firmó una carta titulada “El ‘Acuerdo por la Paz Social y la Nueva Constitución’ no es una trampa”, la que publicaron en el medio CIPER Chile. En la declaración, manifiestan su apoyo al acuerdo alcanzado por los distintos sectores políticos el viernes pasado. “Estamos conscientes de que fue el producto de un acuerdo en que todas las posiciones debieron ceder para alcanzarlo, pero creemos firmemente que constituye una oportunidad histórica para nuestro país”, sostuvieron los académicos y académicas, en su mayoría especializados en derecho y ciencia política.