Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 5 de diciembre de 2021

Escritorio MENÚ

Trabajadores del Mineduc rechazan prueba SIMCE que se aplica a cuartos básicos

Los funcionarios de la secretaría de Estado, junto a la ANEF y el Colegio de Profesores argumentaron que no están las condiciones para ejecutarla y recalcaron que la evaluación nacional estandarizada responde a concepciones mercantilistas.

Rodrigo Fuentes

  Miércoles 20 de noviembre 2019 19:30 hrs. 
simce portada


Los trabajadores del Ministerio de Educación, agrupados en diferentes organizaciones gremiales, junto al Colegio de Profesores y la ANEF, reafirmaron el llamado a la población para boicotear la realización de la prueba SIMCE.

Recordemos que el examen denominado Sistema Nacional de Evaluación de Resultados de Aprendizaje (Simce) se realiza este miércoles y jueves, para cuartos básicos de todos los colegios del país.

Al respecto, el presidente de la Asociación Nacional de Trabajadores del Ministerio de Educación (ANDIME), Egidio Barrera, manifestó su oposición a la aplicación de la prueba, ya que ha generado –aseveró- muchos daños y escasos beneficios a la educación chilena.

“La Ministra de Educación, en este minuto, está jugando a no aparecer en nada, el subsecretario hoy es la cara visible, por eso nosotros la emplazamos que asuma su rol y condene las violaciones a los Derechos Humanos al interior de los establecimientos educacionales, pero también al interior del Mineduc, donde existe abuso, maltrato y persecución en contra de los funcionarios”, afirmó.

Este miércoles, una serie de alcaldes de distintos puntos del país decidieron suspender la realización de la prueba SIMCE por no contar con las condiciones de seguridad mínimas para rendir el examen, tomando en cuenta que ya se cumplió un mes de movilizaciones sociales.file_20141118115325

Al respecto, el presidente del Colegio de Profesores, Mario Aguilar, criticó a la ministra de Educación, Marcela Cubillos, quien señaló el pasado lunes que la prueba tendría carácter de diagnóstico para los establecimientos, lo que para los docentes “demuestra nuevamente la falta de seriedad y la improvisación que ha sido la tónica del Gobierno en el último tiempo”.

“Nosotros cuestionamos esta prueba, que sea calificada como un instrumento pedagógico, porque no lo es, solo regula el mercado educativo, responde a una educación mercantilizada que, en definitiva, no es educación. Pero además de las razones de fondo hoy día está el criterio, la mínima percepción de la realidad social del país hoy día, que indica que la convocatoria está absolutamente fuera de lugar, ya que no se desarrolla en un ambiente de normalidad”, argumentó.

Un reciente catastro preliminar de la Agencia de Calidad de la Educación (ACE) indica que alrededor de un 82 por ciento de los establecimientos educacionales del país está aplicando la evaluación para los alumnos de 4to básico.

Para el gremio docente la cifra es engañosa, ya que se ha detectado que los mismos padres no han enviado a sus hijos al colegio, por lo que algunas escuelas están, efectivamente, desarrollando la prueba, pero con solo tres o cuatro alumnos asistentes.