Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

“Tiempo de actuar”: las diez claves del acuerdo final de la COP25

Las negociaciones finales se tuvieron que extender por dos días respecto de lo planificado. La mayores dificultades para el acuerdo final tuvieron que ver con la oposición de países como China e India para incrementar la ambición del mismo.

Diario UChile

  Domingo 15 de diciembre 2019 12:26 hrs. 





“Chile-Madrid Tiempo de actuar”. Así fue denominado al acuerdo que dio por finalizado a la vigésimo quinta cumbre COP25 desarrollada en la capital española y que fue presidida por la ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt.

Este acuerdo ha llamado la atención dado que fue producto de una cumbre organizada contra el tiempo, además de que las negociaciones finales se extendieron por dos días respecto de lo planificado.

Al respecto, la ministra y presidenta de la COP25, Carolina Schmidt, agradeció el “acuerdo mínimo” respecto del artículo relacionado con la ambición.

“Que pudiéramos contar con un mercado firme para este artículo, que tan necesario es en nuestros países, se convirtiera en realidad, y que colmara las necesidades de todos, tenía que ser algo firme para conseguir una integridad medioambiental. Es algo muy necesario para conseguir los cambios e incrementar la ambición, precisó la ministra.

Según se sabe, las mayores dificultades para este acuerdo se dio por parte de la oposición de los países más contaminadores, como China e India, a incrementar la ambición. Dichas potencias, no quieren revisar este punto particular hasta el 2023, por lo que el documento podría abrir una vía de escape y ganar tiempo en estos cuatro años.

Finalmente, los acuerdos alcanzados son los siguientes:

  1. Mayor ambición: El acuerdo pide un aumento de la ambición de los compromisos de lucha contra el cambio climático, y sienta las bases para que, en 2020, los países presenten compromisos de reducción de emisiones más ambiciosos de cara a la COP26 de Glasgow.
  2. Papel de la ciencia: Se reconoció el rol del Panel Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC) de Naciones Unidas, que considera dos informes especiales publicados por este organismo en 2019.
  3. Transversalidad: El cambio climático afecta a diversos aspectos como las finanzas, la ciencia, la industria, la energía, el transporte, los bosques o la agricultura.
  4. Océnos y usos de suelo: Se reconoció la importancia de los océanos en el sistema climático, como una respuesta a los informes especiales del IPCC.  Además, la Convención de Clima celebrará un diálogo de océanos y usos del suelo en una sesión de junio de 2020.
  5. Género: Se acordó un nuevo Plan de Acción de Género para impulsar la participación de la mujeres en la negociación internacional del clima, desarrollar medidas que permitan dar respuesta al desigual efecto del cambio climático en mujeres y niñas, y promover su papel como agentes del cambio hacia un mundo libre de emisiones.
  6. Financiamiento de pérdidas y daños: Se le otorgó directrices al Fondo Verde del Clima para que, por primera vez, destine recursos frente a las pérdidas y daños que sufren los países más vulnerables a los fenómenos climáticos extremos.
  7. Mercados: Se decidió llevar por separado el debate respecto de la regulación de los mercados de carbono.
  8. Multilateralismo: Se reafirmó la cooperación internacional para resolver un desafío global como el cambio climático.
  9. Sociedad y transición justa: Se reconoce el importante protagonismo de la dimensión social en la COP25 y que las personas deben estar en el centro de la respuesta a la crisis climática.
  10. Nuevo ciclo: Los negociadores reconocen la importancia de los actores no gubernamentales en la acción climática y les invitaron a incrementar su acción.