Diario y Radio U Chile

Año XII, 19 de septiembre de 2020

Escritorio MENÚ

Director del INDH: “Los videos que hemos visto son en su inmensa mayoría verdaderos”

Sergio Micco respondió al presidente Sebastián Piñera señalando que el estándar empleado por el Instituto Nacional de Derechos Humanos para validar registros audiovisuales siempre es corroborado por testimonios confiables.

Diario Uchile

  Jueves 26 de diciembre 2019 13:17 hrs. 





El director del Instituto Nacional de Derechos Humanos, Sergio Micco, aseguró, en entrevista con Radio Duna, que la inmensa mayoría de los videos que ha observado el INDH son verdaderos y puntualizó que, como política institucional, los registros audiovisuales deben ser confirmados por testimonios fiables para ser considerados como válidos por el Instituto.

De esta forma, Micco reaccionó a las declaraciones del Presidente de la República, Sebastián Pïñera, quien calificó como una campaña de desinformación los videos que se exhiben en las redes sociales sobre violaciones a los derechos humanos, desestimando así tal relativización de las vulneraciones a los derechos fundamentales ejercidas por agentes del Estado.

“Efectivamente hemos visto videos que son de otros momentos de nuestra historia nacional o extranjeros. Sin embargo, nuestra política es si los videos no son confirmados por testimonios lo más fiables posibles, no los tomamos en consideración”, sostuvo.

Añadió que “los videos que nosotros hemos visto son en su inmensa mayoría verdaderos, por ejemplo, el de Plaza Ñuñoa (en el que se golpea a Moisés Órdenes)  o el video de Abel Acuña (quien murió en Plaza Italia) o el de Óscar Pérez (aplastado por dos “zorrillos”. Todos son videos que evidentemente cuentan la verdad. También el video con dos carabineras quemadas ha sido parte no solamente para dar a conocer lo que está ocurriendo, sino que también ha ayudado para esclarecer la verdad”.

Sergio Micco recordó que los funcionarios del Instituto han observado de manera presencial 247 manifestaciones, se visitaron 61 hospitales o centros de salud y se ha concurrido a más de 1.300 visitas a comisarías y, a partir de esa labor, se han constatado de manera evidente, graves y numerosas violaciones a los derechos humanos.