Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Comienza juicio político contra Trump: será juzgado por abuso de poder en el caso ucraniano

Hasta ahora, sólo dos mandatarios han enfrentado este proceso: Bill Clinton y Andrew Johnson.

RFI

  Martes 21 de enero 2020 10:29 hrs. 
trump





Después de las ceremonias de juramento de la semana pasada, este martes en el Senado empieza el proceso de impeachment al presidente estadounidense Donald Trump. Sólo dos presidentes antes que él, Bill Clinton y Andrew Johnson, enfrentaron un juicio político y fueron absueltos.

¿Cuáles son los cargos contra Donald Trump?

Donald Trump se enfrenta a dos cargos. En primer lugar, el presidente será juzgado por abuso de poder en el caso ucraniano. En el centro de la acusación está una llamada telefónica, revelada por un informante, entre el presidente estadounidense y su homólogo ucraniano Volodymyr Zelensky. Donald Trump está acusado de haber presionado a Zelensky para que Kiev investigara al hijo de Joe Biden, su potencial contrincante demócrata en las presidenciales, condicionando de este modo la ayuda militar de Estados Unidos a Ucrania.

Además, los demócratas culpan al presidente de haber bloqueado la transmisión de documentos y testimonios durante la investigación en la Cámara de Representantes. Esa es la segunda acusación.

En un escrito de 111 páginas, los demócratas piden que el Senado condene y destituya a Trump por “evidencias abrumadoras”. Para la acusación, puso en peligro la seguridad nacional.

¿Cuál es la línea de defensa de Donald Trump?

Para los abogados de Donald Trump, que publicaron por primera vez este fin de semana una respuesta a las acusaciones, este procedimiento es “constitucionalmente inadmisible”. Argumentan que se trata de “una peligrosa perversión” de la Constitución, que ataca “el derecho de los estadounidenses a elegir libremente a su presidente”. Ha sido el argumento principal de Trump en sus tuits desde hace varios meses.

La defensa también niega los hechos. En particular, señala que la ayuda militar a Ucrania fue otorgada, pero no menciona que mientras tanto, el escándalo había estallado. Los abogados del presidente llamaron el lunes al Senado a absolverlo “inmediatamente”.

trump

¿Quiénes son los protagonistas de este juicio?

Los 100 senadores son los jurados de este juicio, presidido por el jefe de la Corte Suprema John Roberts. El equipo de la acusación está compuesto por siete fiscales nombrados por la Cámara de Representantes, que llevó a cabo la investigación y acusó al presidente. Están liderados por el demócrata Adam Schiff.

La defensa está dirigida por el abogado de la Casa Blanca, Pasquale “Pat” A. Cipollone. Cuenta con el apoyo de dos abogados famosos: el constitucionalista mediático Alan Dershowitz, que ha defendido a varias celebridades consideradas “indefendibles” como O. J. Simpson, y Kenneth Starr, que estuvo en el centro del caso Lewinsky y del juicio de destitución del ex presidente Bill Clinton.

¿Cómo se desarrollará el juicio?

La primera etapa, este martes, consiste en establecer las reglas. Los senadores decidirán el tiempo asignado a las presentaciones de la acusación y de la defensa y determinarán la duración de las preguntas que los senadores harán después. También tendrán que decidir sobre un punto clave: ¿habrá o no habrá testigos? Los demócratas desean interrogar a los asesores cercanos al presidente, algo que Trump les negó durante la investigación de la Cámara de Representantes.

Si no hay testigos, el juicio debería ser muy corto y terminar en dos semanas. Si los hay, el proceso podría tomar alrededor de un mes. Para Bill Clinton, el juicio duró cinco semanas, y tres meses para Andrew Johnson en el siglo XIX.

El propio Donald Trump predijo la semana pasada que todo se arreglaría “muy rápidamente”. El líder republicano del Senado, Mitch McConnell, quien está a favor de no llamar a testigos, parece pensar lo mismo. Un juicio corto permitiría al presidente celebrar su absolución durante su Discurso del Estado de la Unión previsto el 4 de febrero.

¿Puede Trump ser destituido?

En la votación de las reglas que regirán este juicio, así como en la votación final, la relación de fuerzas en el Senado es desfavorable para los demócratas. Se requiere una mayoría de dos tercios, 67 senadores, para impugnar a un presidente. Los demócratas sólo tienen 47 senadores, por lo que tendrían que convencer a 20 senadores republicanos. Una hipótesis poco probable.

¿Por qué los demócratas inician un juicio perdido de antemano?

En plena campaña presidencial, los demócratas tratan de movilizar a su electorado y dar una mala imagen de Trump. De hecho, es lo que la defensa del presidente les reprocha, intentar interferir en las elecciones del 3 de noviembre.

¿Quién se beneficiará del proceso? Por ahora, el índice de popularidad del presidente se mantiene estable.