Diario y Radio U Chile

Año XII, 23 de febrero de 2020

Escritorio MENÚ

Marcos Robledo por agenda de seguridad del Gobierno: “Las prioridades están al revés”

En entrevista con nuestro medio, el ex subsecretario de Defensa se refirió a la reforma constitucional que permitirá a las Fuerzas Armadas custodiar la infraestructura crítica. Para el cientista político, esta normativa carece de fundamento, pues a una crisis social no se le debe responder militarmente.

Camilo Villa J.

  Martes 21 de enero 2020 18:39 hrs. 
Marcos Robledo

La agenda de seguridad del Gobierno ha sido uno de los principales temas de debate durante las últimas semanas. Si bien el Ejecutivo defiende sus proyectos, hay quienes critican el enfoque que La Moneda le ha dado a la crisis social que, hasta el día de hoy, afecta a Chile.

Ya fueron despachadas normativas como las llamadas Ley Antisaqueos, Ley Antibarricadas y, este lunes, se aprobó en el Senado la modificación constitucional que permitirá a las Fuerzas Armadas custodiar la infraestructura crítica. A esto se suma la invocación de la Ley de Seguridad del Estado por parte de La Moneda contra manifestantes y dirigentes estudiantiles.

Las repercusiones a dicha agenda de seguridad han, incluso, sobrepasado los límites nacionales. De hecho, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos manifestó su preocupación señalando que no es la falta de leyes la que impide parar con la violencia, sino la ineficiencia policial.

Y en Chile, especialistas en el tema también han cuestionado la política del Gobierno. En entrevista con Radio y Diario Universidad de Chile, el ex subsecretario de Defensa, Marcos Robledo, se refirió a la reforma constitucional que permitirá a las Fuerzas Armadas custodiar la infraestructura crítica. Para el cientista político, esta normativa carece de fundamento, pues a una crisis social no se le debe responder militarmente.

“El Gobierno insiste en mantener una perspectiva y una práctica de respuesta militar a una crisis política y social, y eso es mediante un proyecto como el de la protección a la infraestructura crítica que yo creo que, en el debate público, ha ido quedando claro que no tiene fundamento y, además, está muy mal pensado. Es muy delicado lo que está haciendo el Gobierno”.

militares

Además, Robledo sostuvo que, desde que comenzó la crisis en Chile, la infraestructura crítica no se ha visto afectada y advirtió que este es un modelo copiado del extranjero que obedece a otros contextos.

“No tiene fundamento porque, en realidad, los problemas de orden público que alguien pudiese invocar en Chile a partir de octubre del año pasado no están amenazando necesariamente la infraestructura crítica en Chile, para nada. Además, esto se propone sobre la base de una experiencia internacional que no tiene nada que ver con Chile, que es la lucha contra el terrorismo en Europa y Estados Unidos. En tercer lugar, no se le da ninguna herramienta de orden público en la reforma constitucional a las Fuerzas Armadas, por lo tanto, si llegaran a ser convocadas las Fuerzas Armadas en el actual proyecto de reforma constitucional para proteger infraestructura crítica, no tendrían como reaccionar frente a un ataque de una turba, que me imagino que está en el imaginario de quienes legislan esto”.

En ese sentido, el ex subsecretario de Michelle Bachelet sostuvo que las Fuerzas Armadas no cumplen la función de cuidar el orden público y que, por lo tanto, se estaría cometiendo un delito. “Es absurdo”, sentenció.

En cuanto a una posible solución a la crisis que vive el país, Robledo puntualizó que es el diálogo y la articulación del mundo social con el político la única salida exitosa, la que, sin embargo, se ve lejana tomando en cuenta que para las autoridades “las prioridades están al revés”.

“Se ha ido construyendo una narrativa que le da tanta o más importancia a la mantención del orden público que a la demanda social, y que frente a los distintos tipos de violencia que se han manifestado a partir de octubre en Chile, reacciona de una manera condenatoria que yo creo que no permite construir una solución, porque lo que hace es criminalizar todo lo que ellos perciben como violencia en vez de entender los distintos componentes y buscar una estrategia de salida política, de diálogo, de articulación entre el mundo de la política y el social, y también insistir en la prioridad que debiese tener, en este contexto, el desarrollo de una reforma urgente de los procedimientos policiales, de modo que los estándares se modifiquen rápidamente, cosa que hasta ahora no ha ocurrido. Entonces las prioridades están al revés”.

Robledo no solo criticó al oficialismo, sino también a un sector de la oposición que ha permitido la aprobación de este tipo de normativas las cuales, a su juicio, no solucionarán el problema.